Tema de portada de la edición impresa N° 251 de El Ciudadano

El prontuario de Sebastián Piñera

A continuación una reseña de las principales operaciones que nutren el prontuario de Sebastián Piñera.

DESTACADOS:

-En agosto de 1982 Piñera fue declarado reo y se ordenó su arresto por fraude.

-Con la compra del Parque Tantauco en 2004 aparecieron los primeros hilos que conducían a que Piñera realizaba operaciones en paraísos fiscales.

__________________________________________________________________________________________________________________________

En una plaza de Copiapó en plena campaña presidencial de 2009, los asesores de Sebastián Piñera encontraron un grupo de jubilados jugando ajedrez y montaron para los periodistas un duelo entre el millonario candidato de la derecha y Carlitos, elegido por los copiapinos como el retador, quien pese a una diferencia constitucional que le significaba esfuerzo mover las piezas, acabó haciéndole un jaque mate al próximo presidente. La imagen para la propaganda de campaña fue perfecta. Un humilde anciano de regiones ganándole en una partida a un candidato millonario. Ya de vuelta de la actividad y satisfechos de la imagen pública creada ese día para los noticieros, los asesores comentaron con Piñera la partida, quien atinó a decir que estuvo a punto de ganarle a Carlitos.

– ¿En serio pensaste ganarle?- le comentó un asesor a Piñera.

El candidato quedó en silencio.

La anécdota abre el relato hagiográfico ‘Historia de un Ascenso’ de las periodistas Loreto Daza y Bernardita del Solar. Piñera (Debate, 2010), quienes tras entrevistar a familiares, socios y amigos del millonario concluyeron que la principal característica de Piñera es ser muy competitivo y el deseo de ser primero en todo. Muy a tono con la sociedad que lo vio crecer su apuesta ha sido siempre a ganador, no importando vulnerar leyes, horadar amistades o hacer saltar instituciones. Si sus amigos describen a Piñera como siempre jugando en el borde, la historia de como ha amasado su  fortuna da cuenta de que la constante ha sido traspasar los límites legales éticos y estéticos.

Su estreno en los negocios fue en el Banco de Talca, donde asumió como gerente en 1979, institución que llevó a la quiebra dando créditos a empresas, muchas de ellas sociedades ficticias, que sobrepasaban la legalidad. El periodista Manuel Salazar (Inteferencia, marzo de 2020) comenta que Piñera fue imputado como autor de dos infracciones a la Ley General de Bancos: en su calidad de director del banco simuló la situación financiera de la entidad y poner dificultades a la fiscalización de la Superintendencia de Bancos, junto con alterar, ocultar o destruir documentos. La investigación del juez Luis Correa Bulo  calculó en 250  millones de dólares los créditos irrecuperables otorgados a empresas insolventes, en tanto que según los querellantes, el capital y reservas de la entidad financiera al momento de la intervención eran de U$ 40 millones. Es decir, en Banco de Talca tenía en préstamos cinco veces su capital, en circunstancia de que la ley permitía un máximo de un 25%.

En agosto de 1982 Piñera fue declarado reo y se ordenó su arresto por fraude, junto a los otros directores Miguel Calaf y Alberto Danioni, recluidos ya en Anexo Cárcel Capuchinos. Los socios estaban acusados de constituir sociedades ficticias para obtener créditos del banco y fingir exportaciones para tener beneficios dados por el Banco Central a exportadores. En el proceso sostuvieron que la idea era de Piñera, quien según relata Salazar, eludió la detención durante 24 días hasta obtener un recurso de amparo de la Corte Suprema, negado en instancias anteriores. Intercedió a su favor la entonces ministra de Justicia de la dictadura, Mónica Madariaga, quien contó ya en democracia que recibió un llamado de José Piñera, hermano de Sebastián y que hasta hace poco se había desempeñado como ministro del Trabajo y de Minería de Pinochet , quien le dijo que ayudase a liberar a su “hermano Tatán”. Madariaga llamó al juez de la causa y años después cuando se encontraron en un vuelo, Sebastián Piñera se le acercó para decirle “nunca te he dado las gracias porque me sacaste de la cárcel”.

Salazar comenta que el proceso judicial no tuvo cobertura mediática alguna, al igual que la crisis de todo el sistema financiero en 1981, además de la desaparición de parte importante de los legajos del proceso desde el Archivo Judicial.

Ya en la postdictadura Piñera apuesta por la política, invirtiendo en campañas senatoriales que lo eligieron entre 1990 y 1998. En el Congreso aprovechó la ocasión para integrar las comisiones de Hacienda y Bienes Nacionales, teniendo acceso así a importante información para sus negocios, cuyo principal puntal en la época era Bancard y, posteriormente, el ámbito inmobiliario y financiero. Daza y del Solar comentan que en este periodo incrementó fuertemente su fortuna personal, teniendo un agresivo despliegue como inversionista, pese a su nula experiencia como creador de empresas. El periodista Carlos Tromben (Interferencia, 09/10/2021) considera que para la prosperidad de los negocios de Piñera, fueron necesarias “gestiones públicas” como la modificación de leyes como la de Bancos, de Renta y de la deuda subordinada, así como también regulaciones municipales y de las inversiones de las AFP. Operando así tanto en el parlamento como en la bolsa de comercio, obtuvo información sobre la venta del último paquete accionario de la Corfo en LAN, compañía aérea de la cual acabó siendo dueño junto a la familia Cueto.

En dicha compañía aérea, Piñera usando información privilegiada dado su presencia en el directorio con un veinte por ciento de la compañía, compró $ 9.800 millones en acciones en julio de 2006. Su acción no era constitutiva de delito y argumentó que no tuvo que ver con la decisión y que la compra fue hecha por un robot informático.

Piñera también protagonizó en 1997 el Caso Chispas, denunciando primero el acuerdo de venta hecho por José Yuraszeck y otros accionistas mayoritarios, que de funcionarios de la dictadura acabaron siendo dueños de Endesa tras su privatización. En la oportunidad el senador denunció un acuerdo entre Yuraszeck y Endesa España por el control de Enersis por un monto de US$1.500 millones, venta que perjudicaba a los accionistas minoritarios. Sin embargo, tras bambalinas Piñera llegó a un trato privado con los compradores españoles para vender sus acciones a un precio mayor a la oferta inicial. Sergio Undurraga, director del fondo de inversión Moneda Asset y negociador en el trato, contó que “nosotros seguimos negociando con Endesa España y cuando estábamos prácticamente cerrados, Piñera llegó al pacto (…) se subió por el chorro” (La Tercera, 20/11/97).

Según los periodistas Juan Andrés Guzmán y Jorge Rojas, autores de ‘Empresarios Zombis’ (Catalonia, 2017), Piñera entre 1996 y 2004 también utilizó un esquema usado por los grandes grupos económicos de comprar empresas en quiebra para hacer evaporar utilidades y así eludir impuestos. En el caso de Bancard, según detalla Guzmán (Ciper, 17/3/17), el Servicio de Impuestos Internos (SII) detectó utilidades por  $547 millones  entre 2002 y 2004, cuando declararon $980 millones en pérdidas. Si bien el esquema fue usado desde la década de 1990, la investigación del SII revisó apenas los tres años anteriores, llegando a detectar que Bancard escondió utilidades por $39.000 millones, lo que implicó una elusión de $ 2.800 millones en impuestos.

Con la compra del Parque Tantauco en 2004 aparecieron los primeros hilos que conducían a que Piñera realizaba operaciones en paraísos fiscales. De una extensión de 118 mil hectáreas y ubicado al suroccidente de Chiloé, su adquisición y presentación como un parque de reserva natural fue una pantalla ecologista que sirvió para su primera campaña a presidente, pese a los reclamos respecto de su propiedad de la comunidad huilliche de Inío. El periodista Jorge Rojas develó en junio de 2018 que el parque fue comprado a Jeremias Henderson por Piñera en una operación financiera realizada en Panamá por el abogado Rolando Candanedo Navarro, quien también ha asesorado al candidato de ultraderecha José Antonio Kast. Candanedo creó la sociedad de papel Parque Chiloé Overseas Inc. con un capital de US$3.750 millones que provenían de la gestora de la familia Piñera, Bancard International Investment Inc. A través de la sociedad de papel creada se hizo el traspaso de las tierras chilotas de Henderson. Entre los traspasos de sociedades, la sociedad final quedó con un capital de $2.373 millones. Según los investigadores de los Pandora paper, los periodistas Francisca Skoknic (LaBot) y Alberto Arellano (CIPER), esta operación sería el primer paso de la estrategia de Piñera para deshacerse de sus cuestionadas sociedades offshore, Bancard International Development (BID en adelante) y Bancard International Investment (BII), en las Islas Vírgenes Británicas, así como también de Eneida en Luxemburgo, las que fueron liquidadas en los meses siguientes (Labot, 3/10/21).

Los paraísos fiscales también fueron usados por Piñera para pagar al director de Chilevisión, Jaime de Aguirre, transferencias detectadas en la investigación de financiamiento irregular de la política, también conocido como casos Penta y Soquimich. En la investigación fueron detectados unos 520 millones de pesos movidos por Piñera entre acuerdos de compra y boletas falsas. La pesquisa también permitió avanzar en el esquema de cascadas creados por las sociedades financieras para esconder fortunas y la titularidad final. Uno de los implicados, el ex yerno de Pinochet Julio Ponce Lerou, la única vez que se dirigió a la prensa en medio del proceso fue para decir que “si su excelencia el presidente de la República no hubiese participado en las cascadas, no habría caso Cascadas. Eso es todo”.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬