Estudio de Fundación Sol reveló que 50% de los trabajadores ganan menos de $458.000: «En Chile se registra un considerable atraso salarial»

En la investigación realizada por Fundación Sol, se evidenció que siete de cada 10 trabajadores ganan menos de 680.000 pesos líquidos. Es más, solo el 19,4% obtiene más de 900.000 pesos líquidos.

La Fundación Sol reveló que 50% de los trabajadores gana menos de 458.000 pesos, mientras que el 52,1% del total de personas ocupadas, no podría sacar a una familia promedio de la pobreza, lo que evidencia un fuerte atraso salarial en el país.

El estudio, titulado Los Verdaderos Sueldos de Chile, se realizó tomando de referencia los datos proporcionados por la encuesta ESI 2021, que presentó el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que constituye la principal fuente para medir ingresos y salarios en Chile.

En el texto, publicado hace cinco días; se evidenció que siete de cada 10 trabajadores gana menos de 680.000 pesos líquidos. Es más, solo el 19,4% gana más de 900.000 pesos líquidos.

«La ESI 2021, reporta que el ingreso laboral promedio mensual fue $681.039. Del mismo modo, al revisar la mediana, es decir, el umbral de ingresos/salarios para el 50 % de trabajadores y trabajadoras, los resultados la sitúan en $457.690. Además, el 69,7 % de la fuerza de trabajo ocupada percibe un ingreso de la ocupación principal por debajo del promedio y sólo un 19,4 % registra ingresos líquidos mayores a $900.000», refiere el informe.

La brecha salarial aumenta cuando se analiza por géneros, marcando una diferencia en el promedio de 162.868 pesos mensuales.

«El promedio de ingresos que perciben las mujeres equivale al 78,3 % del ingreso percibido por los hombres. Finalmente, otro modo de expresar la brecha sería señalar que, las mujeres ganan un 21,7 % menos que los hombres (en el promedio y sin controles. Al corregir la distorsión que generan los promedios, la brecha sigue siendo elevada. En efecto, si se considera la situación del 50 % de las mujeres ocupadas versus la del 50 % de los hombres, las primeras ganan un 18,9 % menos que los hombres», concluye el informe.

Distorsión salarial

La Fundación Sol realizó la investigación y evidenció que la situación salarial, también dependerá de la región del trabajador.

En las regiones de Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Biobío, Araucanía, Los Lagos, Los Ríos y Nuble, el 70 % de las y los ocupados percibe menos de 610.000 pesos.

En el caso del Biobío, la mitad de la clase trabajadora gana 427.000 pesos. En este último sería en el caso de los hombres, porque las mujeres percibirían solo 379.000 pesos.

Más del 50% no podrá salir de la línea de la pobreza

Tomando como referencia los datos del Ministerio de Desarrollo Social, en el que se señala que la línea de la pobreza por ingresos en Chile para un hogar promedio de cuatro personas es de 487.982 pesos; la Fundación Sol evalúo a las personas asalariadas del sector privado y que trabajan una jornada de 40 horas o más.

«Si consideramos solo a las personas asalariadas del sector privado que trabajan una jornada de 40 horas y más, la mediana es $506.685, esto quiere decir que el 44,4 % ni siquiera podrían sacar a un grupo familiar promedio de la pobreza y se hace obligatorio que al menos dos personas trabajen en el hogar», señalaron

«Específicamente, el 52,1 % del total de personas ocupadas en Chile, no podría sacar a una familia promedio de la pobreza (58,8 % en el caso de las mujeres y 47,3 % para los hombres), lo cual da cuenta de los elevados niveles de precariedad que existen en el mundo del trabajo», añade el informe.

De igual forma, se evidenció que las personas que trabajan en el sector público ganan un 5,8 % más que aquellas que trabajan en grandes empresas del sector privado.

En el Comercio, por ejemplo, el 70 % gana menos de 500.000 líquidos y en el caso de las mujeres $420.000 pesos.

Solo 23,6 % de las y los trabajadores que tienen jornada de 40 horas y más gana por sobre los 900.000 pesos líquidos, mientras que el 50,5 % gana 510.000 pesos líquidos.

En concreto, «de acuerdo a los recientes datos entregados por la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2021, se puede concluir que en Chile se registra un considerable atraso salarial, un problema estructural y de largo plazo, que va más allá de las consecuencias negativas coyunturales sobre el mundo del trabajo que ha generado la pandemia mundial COVID-19».


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬