¿Fallo en la cadena de mando?: Cabo formalizado por homicidio durante Revuelta Social no estaba al tanto de que sus municiones eran letales

La defensa del cabo Cristian Care argumentó que no se le habría informado a los militares que existían cartuchos de caza entre las municiones cargadas en las escopetas antidisturbios.

El pasado 6 de mayo, el Juzgado de Garantía de Coquimbo confirmó la prisión preventiva para el cabo Cristian Isaac Care, formalizado por el homicidio de Kevin Gómez, de 23 años, durante un saqueo registrado el 20 de octubre de 2019.

El militar se encuentra con la medida cautelar desde el 22 de octubre de 2019, pese a los esfuerzos de su abogado, Marco Romero, quien intenta demostrar que existieron irregularidades en la cadena de mando.

Así lo recoge una investigación del medio digital NYC, que arrojó que Cristian Care no estaba al tanto de que las municiones que tenía su escopeta eran letales, específicamente de caza.

“El capitán Alberto Urra, oficial superior directo de mi representado y quien hizo entrega material de las municiones a los efectivos militares, les dijo: ‘Ustedes no pueden disparar a la cara porque esta es una escopeta antidisturbio’ y punto, nada más,” aseguró el abogado Marco Romero.

De acuerdo a lo recogido por NYC, el capitán Urra declaró que las municiones en cuestión fueron entregadas por el teniente coronel Patricio Rojas, quien a su vez aseguró haber recibido las municiones de parte del coronel Fernando Meléndez.

El coronel Meléndez, por su parte, fue parte de la comitiva designada desde Santiago por Sebastián Piñera bajo el decreto 475, del mismo 20 de octubre. Meléndez acompañó a su superior, el Jefe de la Defensa Nacional de la zona de Coquimbo y La Serena, General Jorge Morales.

Fernando Meléndez declaró que fueron Carabineros de la zona quienes entregaron los datos de proveedores de municiones, debido a que el regimiento no contaba con ellas. También confesó que la compra de estas municiones de caza menor no fueron informadas ni realizadas por la vía regular.

Manuel Herrera, el comandante del regimiento al que se refirió Meléndez, negó estar en conocimiento de la situación irregular en torno a las municiones, lo que ha llevado al abogado a argumentar que los problemas dentro de la cadena de mando habrían provocado los acontecimientos en torno a la muerte de Kevin Gómez.

Marco Romero acusó un “problema de improvisación gigantesca”, debido a que los militares no contaban con la formación y el equipo necesarios.

“En el fallecimiento del señor Kevin Gómez, no solamente se produjo el disparo de Cristian Care”, relató el abogado, “sino que después cuando se bajan del carro, otro cabo abre la puerta y dispara hacia adentro del local comercial. ¿Y si hubiesen habido niños al interior?”.

Infografía NYC

El reportaje de NYC revela que en las declaraciones de toda la línea de mando del Regimiento se advierte que los cartuchos de caza, adquiridos irregularmente por el coronel Meléndez, estuvieron en poder de tres superiores del cabo Cristian Isaac Care, sin que ninguno advirtiera e informara de su letalidad.


Comparte 👍

Comenta 💬