Falta de presupuesto, fallas de infraestructura y denuncias de abuso sexual: los problemas que enfrenta el hogar del Sename en Talcahuano donde balearon a menores

Desde el hogar han realizado solicitudes formales al Sename para obtener más recursos.

Falta de presupuesto, fallas de infraestructura y una denuncia por abuso sexual en contra de un menor por parte de una funcionaria son algunos de los problemas que arrastra el hogar Carlos Macera del Sename en Talcahuano, lugar donde este miércoles dos jóvenes de 14 y 17 años fueron baleados por personal de Carabineros. Un hecho que gatilló la salida de Mario Rozas del mando de la institución.

Alrededor de las 17:00 horas del miércoles 18 de noviembre, los dos menores terminaron heridos a bala por parte de los uniformados que ingresaron al recinto.

El de 14 años, fue diagnosticado con lesiones con arma de fuego en su pierna derecha con salida de proyectil, y el otro de 17 con lesión con armas de fuego en pierna izquierda con salida de proyectil de carácter reservado.

Ambos se mantienen internados, fuera de riesgo vital, en el Hospital Las Higueras de Talcahuano.

Según los antecedentes conocidos hasta el momento, desde el Hogar Carlos Macera se comunicaron con el SAMU ante la conducta descontrolada y violenta de uno de los menores de edad. Personal de salud llegó junto a los uniformados, quienes se movilizaban en bicicletas. 

Durante la audiencia de formalización realizada este viernes, la Fiscalía relató que el uniformado detenido  por el delito de apremios ilegítimos por personal de la Policía de Investigaciones (PDI),e identificado como Jonh Mograve Villegas comenzó a pelear verbalmente con el adolescente de 17 años a quien le señaló que no le importaba “si eran cabros chicos, que si lo golpeaban él golpearía”.

“Posteriormente comenzó a pelear con golpes de puños cayendo ambos al suelo y rodando por una pendiente. Otros menores de edad los siguieron lanzándoles piedras y palos. El imputado corre por el interior del recinto, realiza disparos al aire con su arma de servicio“, relató el fiscal. 

Esta situación se originó luego que el menor de 14 años sufriera una compensación, por lo que el adolescente de 17 -junto a otro niño- fueron a tratar de calmarlo.

Fiscalía acusó que Mograve, “abusando de su cargo y funciones”, procede a utilizar su arma de fuego “realizando tres disparos con dicho armamento, dos de los cuales los realiza en dirección al cuerpo de las dos víctimas“. 

Desde la sede regional en el Bío Bío del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) reprocharon el actuar de los carabineros a cargo del procedimiento que terminó con dos adolescentes baleados en la residencia Carlos Macera.

“Los carabineros reaccionaron mal”

Para el INDH del Bío Bío los carabineros de la Segunda Comisaría de Talcahuano reaccionaron de forma desproporcionada ante los golpes y agresiones de los menores.

La institución confirmó que interpondrán una querella por el delito de apremios ilegítimos en contra de los responsables, junto con pedir la revisión de los protocolos en situaciones similares.

Uno de los aspectos a que se analizan es si corresponde que carabineros sea la institución que deba acompañar al SAMU para casos de trastornos violentos cuando ya los funcionarios del recinto no pueden controlar la situación en una residencia de este tipo.

“De todos modos los carabineros reaccionaron mal”, planteó Carolina Chang, la jefa del INDH en el Bío Bío.

Es una actitud desproporcionada del actuar policial, incumple el protocolo del uso de las armas de fuego, no se utilizaron otros medios disuasivos previamente a utilizar el arma de servicio”, remarcó la funcionaria, cuestionándose si eran necesarios los disparos.

Problemas en el hogar del Sename

Roberto Valdés, el abogado de la Fundación Ciudad del Niño Ricardo Espinosa, institución sostenedora del hogar Carlos Macera, en conversación con el diario El Mercurio señaló que el recinto ha enfrentado varios problemas durante este año.

Según dijo Valdés, el hecho registrado el pasado miércoles “obedece, principalmente, a carencia de infraestructura”.

El abogado indicó que desde la fundación, ligada al Arzobispado de Concepción, han realizado solicitudes formales al Sename para obtener más recursos, ya que “es el organismo el que nos soporta financieramente”.

Explicó que el presupuesto con el que cuenta el hogar está destinado principalmente a la contratación de personal especializado, para hacer las “intervenciones psicosociales más efectivas“, por lo que se ha dejado a un lado el tema de la infraestructura.

Abuso sexual

En septiembre de este año se registró otro hecho que afectó el funcionamiento y convivencia en el hogar Carlos Macera. Se trató de una denuncia de abuso sexual contra un menor al interior del recinto, por parte de una trabajadora del lugar.

Tal como informó Radio Bío Bío, el programa Mi Abogado, de la Corporación de Asistencia Judicial, dio a conocer el caso donde se dio cuenta de la relación entre una cuidadora, de aproximadamente 30 años, con un menor de 15.

Según los antecedentes, entre el 1 de mayo y el 7 de agosto de este año, Claudia Pérez González mantuvo una relación sentimental con la víctima, lo que incluyó encuentros sexuales. Incluso, al parecer también habría quedado embarazada.

La querella señala que “(Fue) una relación abusiva de carácter sexual con F., rompiendo todos los protocolos para los cuales (la funcionaria) fue contratada, abusando de su posición, al estar encargada de su custodia, y aprovechándose de la situación de desamparo de F.”

“Por este hecho el Sename despidió a la educadora, lo que causó molestia por parte de los internos”, señaló Radio Bío Bío.

Otro hecho registrado en la querella es que la directora del hogar, Verónica Morales, autorizó que por un tiempo que el menor pernoctara en la casa de la educadora, en el marco de un programa que permite a un tercero significativo mantener un contacto más cercano y de acompañamiento con el menor bajo protección del Sename.

Por este caso, la Defensora de la Niñez solicitó que se individualizara a otras tres personas de la residencia y el Sename, encargadas de la supervisión de niños y niñas.

Compártelo

Comentarios