Viuda e hijas del artista difundieron una declaración pública

Familia de Víctor Jara: «Un fallo condenatorio que llega después de 45 años, difícilmente puede ser considerado justo»

Joan Turner, junto a sus hijas Amanda y Manuela, afirmaron que el dictamen "es una derrota importante para los que quieren negar la historia y un duro golpe a la impunidad", y recalcaron que su lucha "no termina aquí, pues quedan varios procesos judiciales que enfrentaremos con la misma convicción de siempre para que se haga justicia".

La viuda de Víctor Jara, Joan Turner, junto a sus hijas Manuela y Amanda, difundieron este sábado una declaración pública en la que, si bien agradecen la sentencia en primera instancia que condenó a 9 ex oficiales del ejército a prisión efectiva por el secuestro y asesinato del destacado artista nacional, señalaron, al mismo tiempo, que «un fallo condenatorio que llega después de 45 años, difícilmente puede ser considerado justo».

En el texto, los familiares del folclorista, asesinado en los días posteriores al golpe de Estado de 1973, afirmaron que el dictamen “es una derrota importante para los que quieren negar la historia y un duro golpe a la impunidad. Pero también es cierto, que un fallo condenatorio que llega después de 45 años, difícilmente puede ser considerado justo”.

Asimismo, las hijas y la viuda del cantautor aseguran que su lucha no termina aquí, pues “quedan varios procesos judiciales que enfrentaremos con la misma convicción de siempre para que se haga justicia, no solo por Victor y Littré, sino también por todos quienes sufrieron el terrorismo de estado que reinó en Chile bajo la dictadura cívico-militar”, comprometiéndose a que, en memoria de Víctor, seguirán “trabajando para que nunca mas en Chile se repitan los hechos que se condenan en este fallo histórico”.

En el documento, los familiares de Jara también reconocen el trabajo del ministro Miguel Vázquez quien, “con mucha paciencia y rigurosidad llevó adelante este caso sin la colaboración del Ejército de Chile”, expresando que como familia han “vivido en carne y hueso el pacto de silencio que cruza a las Fuerzas Armadas chilenas”, motivo por el que agradecen también “a los conscriptos y a todos los sobrevivientes a la prisión y a la tortura, quienes dieron una y otra vez sus testimonios para poder reconstruir los horrores que sucedieron en el Estadio Chile”, así como a la Brigada de Derechos Humanos de la PDI “por su incansable labor para llevar adelante las diligencias ordenadas por el tribunal”.

Joan Jara y sus hijas expresaron finalmente su reconocimiento al trabajo de “tantas y tantos abogadas y abogados que han participado en esta causa, tanto de parte de las familias como del Programa de Derechos Humanos. Especial agradecimiento al abogado Nelson Caucoto, por su calidad profesional y humana, así como por su compromiso con la verdad y la justicia”, sin olvidar a “tantas personas que, alrededor del mundo, nos han acompañado en este largo camino, ayudándonos a soportar y combatir la indiferencia del poder político y mediático de nuestro país, que salvo dignas excepciones, ha intentado invisibilizar la lucha por la verdad, justicia, memoria y reparación”.

Comentarios