La propuesta prevé abarcar a 8,5 millones de hogares

Fundación Sol propone Renta Básica de Emergencia con aporte de $790 mil para familias de cuatro personas

El estudio de la Fundación propone una Renta básica para familias de cuatro personas, con la que aseguran se puede llegar a 8,5 millones de hogares en el país, beneficiando a un total de 18.489.239 personas. Se financiaría a través de tres mecanismos; uso de fondos soberanos, recaudación tributaria y aumento de la deuda pública.

“Renta Básica de Emergencia. Universalidad y Suficiencia para una reactivación no precaria” se denomina la propuesta elaborada por Fundación Sol, que está orientada a entregar a los hogares ingresos suficientes para reducir la movilidad, contener la pandemia y promover una recuperación no precaria de la economía.

La investigación de Marco Kremerman y Benjamín Sáez estima la cobertura, monto y costo de una Propuesta de Renta Básica de Emergencia y propone uun monto promedio de aporte por hogar de $537.323.

Esta cifra es casi cuatro veces superior a la que ofrece hasta el momento el Gobierno, ya que de acuerdo con los datos oficiales, el Ingreso Familiar de Emergencia de marzo abarcó a un 34% de la población con un aporte promedio de $143.169 por hogar.

Por su parte, la Fundación Sol, dependiendo del tamaño del hogar, propone un monto total del aporte que varía entre $360.000 y $1.000.000. Además, establece como período inicial del beneficio de 3 a 4 meses, prorrogables dependiendo de la situación de la pandemia.

Kremerman y Sáez tomaron como referencia el total de hogares presentes en el Registro Social de Hogares (RSH), que al mes de abril de 2021, equivale a un total de 6.687.794 hogares y 14.547.320 personas. La propuesta se ha proyectado para abarcar a 8,5 millones de hogares y 18.489.239 personas, equivalentes al 94% de la población. 

Los autores destacan que “a diferencia de otras propuestas de Renta Básica Universal, esta propuesta se basa en la estructura del hogar lo que permite asociar el aporte a un criterio de suficiencia (gastos del hogar según la Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF)”.

El costo mensual de la propuesta equivale a US$6.433 millones. El financiamiento de la propuesta, se asocia a 3 principales fuentes de ingreso: 

  • Utilización de parte de los ahorros públicos, invertidos en los fondos soberanos (25%). 
  • Mayor recaudación de impuestos mediante medidas como: la eliminación de exenciones tributarias, reducción de la evasión, un impuesto a los «súper ricos», Un Royalty a la Minería y un aumento temporal del impuesto a la gran empresa, entre otras (25%)
  • Mayor endeudamiento del Estado (50%). 

¿Quién paga el costo de la crisis?

En declaraciones a Radio U de Chile, el sociólogo Benjamín Sáez explicó que, a diferencia de otras iniciativas gestadas por el Gobierno, esta consideró el gasto mediano de un hogar equivalente a 952 mil pesos aproximadamente al mes, según el INE. No obstante, el especialista criticó el hecho de que para ayudas estatales como el IFE, el Ejecutivo siga tomando como referencia factores como la línea de la pobreza.

Acá es muy importante considerar que la línea de la pobreza es el estándar más básico que hoy día fija el Estado y que considera un consumo calórico muy mínimo, aproximado a las 2000 calorías diarias, y gastos en bienes de primera necesidad muy básicos. Por lo tanto, si se fijan estándares o se siguen haciendo aportes de 50 mil pesos, 74 mil pesos, que fue lo que vimos como promedio en el IFE, lamentablemente la movilidad se va a reducir muy poco”, señaló.

Sáez explicó que la propuesta de Fundación Sol contempla un monto total del aporte que varía entre 360 mil y 1 millón de pesos, cuyo período inicial para el beneficiario será de 3 a 4 meses, prorrogables dependiendo de la la continuidad de la crisis.

Indicó que «si bien significará un coste similar al 8 por ciento del PIB nacional, va en la línea con factores como el nivel de endeudamiento que han mostrado otros países luego de la pandemia».

“La pregunta que se hacen los estados frente a este contexto de crisis sanitaria, de riesgo, de inestabilidad económica, es quién va a pagar el costo de esta crisis, y un país decide si esta crisis la terminan pagando los hogares, que los hogares se endeuden, que tengan que exponerse a un mayor riesgo de contagio, que no paren su actividad económica, que tengan que realizar emprendimientos, que saquen sus ahorros previsionales, que ha pasado en muy pocos países del mundo”, subrayó.

Para el sociólogo la experiencia de otros países para enfrentar la crisis ha permitido demostrar que el Estado cumple un rol trascendental para el impulso de la economía y la inyección de recursos, por lo que señaló que un «Estado con las características de Chile no puede seguir “un libreto en línea con la austeridad en el contexto en el que estamos”.

“Se requiere un rol más activo por parte del Estado, un mayor nivel de involucramiento para poder generar esta recuperación no precaria, porque de lo contrario, lo que estamos viendo es que son los hogares los que tienen que cargar con este peso”, afirmó.

Hasta el momento, el Gobierno de Sebastián Piñera ha evitado hablar de renta universal y su propuesta se basa en “establecer un mecanismo para aumentar todavía más la cobertura del Ingreso Familiar de Emergencia”, lo cual ha generado críticas por parte de la ciudadanía y la oposición.


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios