¡Histórico! Senado aprueba proyecto de Ley de Matrimonio Igualitario y pasa a su segunda tramitación en la Cámara

El proyecto de ley introduce modificaciones al Código Civil con el propósito de permitir el matrimonio de parejas del mismo sexo y regular los derechos y obligaciones que adquirirán quienes lo celebre

La Sala del Senado aprobó este miércoles el proyecto de Ley del Matrimonio Igualitario, y ahora pasa a segundo trámite constitucional en la Cámara de Diputadas y Diputados.

La primera votación tuvo un resultado de 28 votos a favor y 14 en contra, mientras que la segunda fue de 29 votos a favor y 14 en contra.

La propuesta, se encontraba en el Congreso desde el año 2017, cuando fue presentada en su momento por la entonces presidenta Michelle Bachelet, en el marco del cumplimiento de un Acuerdo de Solución Amistosa (ASA) que el Estado de Chile y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) firmaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

No obstante, en su último cuenta pública, el actual mandatario, Sebastián Piñera anunció que daría con carácter de urgencia el texto legal.

El debate inició alrededor de las 9:00 de la mañana y se extendió por más de cuatro horas, oportunidad en que las y los parlamentarios expresaron sus distintas posiciones respecto de la reforma que fue aprobada por la Comisión de Hacienda del Senado el pasado 6 de julio. 

¿Qué dice el texto?

El proyecto de ley introduce modificaciones al Código Civil con el propósito de permitir el matrimonio de parejas del mismo sexo y regular los derechos y obligaciones que adquirirán quienes lo celebren.

Des este modo, establece que, independientemente de si se trata de personas de igual o de distinto sexo, ambos cónyuges deben proveer a las necesidades de la familia común, atendiendo a sus facultades económicas y al régimen de bienes que entre ellos exista.

Así, elimina la distinción entre hombre y mujer como “únicos componentes del matrimonio”, lo que permite eliminar las referencias de marido y mujer, avanzando hacia la categoría de cónyuges.

De igual forma, se aclara que, por por el matrimonio entre personas del mismo sexo, ellas se entenderán separadas totalmente de bienes, sin perjuicio de la facultad de optar por el régimen de participación en los gananciales en las capitulaciones matrimoniales, o de sustituirlo por éste durante la vigencia del matrimonio.

Asimismo, reconoce los matrimonios celebrados en el extranjero entre personas del mismo sexo.

En tanto, respecto de la filiación, la idea de padre o madre es reemplazada por la de progenitores, los que pueden ser “padre y madre, ambos padres o ambas madres”.

También se regula la filiación del hijo concebido mediante la aplicación de técnicas de reproducción humana asistida, la que se determinará de acuerdo a los 183, 187 y 188 del Código Civil.

Un nuevo y significativo paso hacia la igualdad

La sesión de este miércoles contó con la presencia de los y las dirigentes de Fundación Iguales y el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), quienes valoraron el avance de la iniciativa que, ahora, pasa a su segunda tramitación en la Cámara Baja. 

“Hoy damos un nuevo y significativo paso hacia la igualdad con el fin de terminar con la histórica desigualdad legal que afecta a las parejas del mismo sexo y las familias homoparentales, impedidas de casarse y de criar a sus hijos/as solo en razón de su orientación sexual. La actual homofóbica ley de matrimonio está llegando a su fin, para ser cambiada por una de matrimonio igualitario”, sostuvo Daniela Andrade, vocera del Movilh.

Por su parte, Rolando Jiménez, dirigente histórico del Movilh, expresó que “este es un momento histórico, son muchos años de lucha, queremos dedicarle esto a las familias homoparentales, lesbomaternales que están cotidianamente luchando contra la discriminación. Este es un avance civilizatorio y un cambio fundamental en la consciencia de los chilenos y chilenas”.

Asimismo, Isabel Amor, directora ejecutiva de Fundación Iguales, manifestó que “este es el momento en que más cerca hemos tenido de tener un reconocimiento de nuestras familias, que existen, que no son ficticias” y que “como país y como sociedad somos mejores en el momento en que tenemos matrimonio igualitario y que tenemos hijos e hijas que son reconocidos ante la ley”.


Comparte 👍

Comenta 💬