Ignacio Briones: el ministro que le dio la espalda las familias en medio de la pandemia y que hoy aspira ser presidente con el respaldo de los super ricos

Briones fue uno de los artífices de las principales medidas antipopulares aplicadas desde La Moneda contra las familias chilenas en medio de la crisis sanitaria, social y económica atizada por la pandemia del COVID-19.
Publicado en

Chile / Portada

0 0


Tal como apuntaban los rumores, el ahora ex ministro de Hacienda, Ignacio Briones, renunció a su cargo para entrar en la carrera presidencial  y asumir una precandidatura como abanderado de Evópoli.

Tanto desde el gobierno como de su partido, despidieron a Briones celebrando sus “logros” en el despacho de Hacienda.

Durante la ceremonia en La Moneda, Sebastián Piñera agradeció la gestión del economista y sus supuestas “cualidades humanas y profesionales”, destacando que lideró Hacienda en un periodo “extremadamente difícil” diseñando “una agenda social y una red de protección social como respuesta a las demandas sociales de la ciudadanía”.

“También hizo un aporte muy valioso para lograr el Acuerdo Macro de junio del año pasado, con las principales fuerzas políticas que permitió un marco fiscal serio y responsable para acometer el gran desafío de financiar la red de Protección Social para las familias, proveer de recursos y capital de trabajo a las Pymes, impulsar la recuperación de los empleos y fomentar la reactivación de nuestra economía, luego de la peor pandemia sanitaria en 100 años y la peor recesión de la economía mundial en décadas”, dijo.

Asimismo, señaló  que Briones “impulsó con compromiso y capacidad de diálogo la modernización de nuestro sistema tributario, los acuerdos para los presupuestos de los años 2020 y 2021, la modernización del Estado y la segunda etapa de la reforma previsional”.

“Durante este periodo alcanzó importantes logros y dejó profundas huellas”, enfatizó el Mandatario, sobre los 409 días en que estuvo el economista en el gabinete, luego de entrar en sustitución de Felipe Larraín, tras el estallido del 18 de octubre.

Desde Evópoli manifestaron sentirse orgullosos  de su “compromiso, trabajo y dedicación al mando del Ministerio de Hacienda”.

“Tuviste la misión de conducir esta cartera con responsabilidad y rigurosidad en momentos difíciles. ¡Te deseamos el mayor de los éxitos!”, señalaron en un mensaje publicado en la cuenta en Twitter del partido de derecha.

Medidas contra las familias

Lejos de estos halagos, durante su gestión en Hacienda, Briones fue uno de los artífices de las principales medidas antipopulares aplicadas desde La Moneda contra las familias chilenas en medio de la crisis sanitaria, social y económica atizada por la pandemia del COVID-19.

Cabe recordar, que el ex ministro  promovió junto a la actual ministra del trabajo, María José Zaldívar la denominada Ley de Protección al Empleo, que permitía a empleadores suspender de las funciones a trabajadores y trabajadoras, mientras estos debían utilizar sus propios fondos pertenecientes al seguro de cesantía.

Una ley que fue vendida por el gobierno como una medida para proteger al empleo, pero que fue aprovechada por los empresarios para prescindir de grupos de trabajadores, sin ver mayormente afectadas sus ganancias.

El posible abanderado de Evópoli también fue uno de los acérrimos defensores de la mantención irrisoria del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en 65.000 pesos, justo cuando miles de personas habían perdido sus trabajos o  habían visto reducidos sus salarios. Incluso celebró que el Parlamento aprobara sin incrementos esta menguada cifra.

Enemigo acérrimo del «retiro del 10%»

Ignacio Briones fue el rostro del gobierno de Sebastián Piñera para oponerse al primer retiro de fondos de las AFP, aludiendo al argumento de “pan para hoy, hambre para mañana”.

De hecho, presionó a los parlamentarios de Chile Vamos para que no apoyaran esta iniciativa, lo que puso al límite su capacidad  como negociador del mandatario.

También se opuso al segundo retiro y continuó su lobby en el Congreso en contra del proyecto, hasta que el gobierno presentó su propia propuesta, la que finalmente fue aprobada, pero se ocupó de que el Tribunal Constitucional declarara inconstitucional los retiros aprobados por el Parlamento, cerrando el paso a nuevos retiros.

Asimismo, ante la dura situación económica derivada de la crisis sanitaria por la pandemia, fue el encargado de proponer  un reajuste de $0 del salario mínimo, bajo el argumento de cuidar a las pymes.

“Lo que queremos es poner recursos fiscales, pero evitar traspasarle este costo a la contratación, a los emprendedores, a las pymes, en este momento extremadamente difícil”, afirmó.

Finalmente, el salario mínimo fue incrementado en $6 mil, pasando así desde $320.500 a $326.500 durante seis meses, para volver a negociarlo en abril de este año. 

Durante su gestión, también se opuso a la tramitación del proyecto de ley que busca aplicar un impuesto de 2,5% a los patrimonios de US$22 millones hacia arriba, conocido como impuesto a los súper ricos, y señaló que “propone una solución simplista a un problema complejo”.

“Ministro de la letra chica”

Las críticas a la más que probable precandidatura presidencial de Briones, no se hicieron esperar dentro de los parlamentarios de la oposición, quienes rechazaron su gestión en Hacienda.

El diputado PC y presidente de la Comisión de Hacienda, Daniel Núñez, aseguró que “el ahora ex Ministro de Hacienda Ignacio Briones será recordado como el Ministro de la letra chica, quien retrasó la necesaria y urgente ayuda social por la crisis del Covid a las chilenas y chilenos y les puso innumerables cortapisas para que los beneficios nunca llegaran a toda la gente que lo necesitaba”.

Agregó que “desde el punto de vista político, si bien Briones fue un ministro Evópoli, es curioso o paradójico que sea él mismo quien pusiera la lápida al proyecto de la brecha social al negarse a legislar una materia tan relevante desde el punto de vista progresivo como es el impuesto a los súper ricos, el cual él se negó a tramitar”.

El jefe de bancada de diputados del PPD, Raúl Soto, señaló que durante su gestión en el gabinete de Piñera, el economista demostró su falta de capacidad política,» sobre todo por su tenaz oposición a tener más y mejores instrumentos de apoyo y transferencia directa de recursos a las personas en medio de esta crisis”.

“Creo que eso le va a pasar la cuenta en esta carrera presidencial. Además, deja la tarea sin hacer, a mitad de camino, en un tema tan relevante y prioritario como es la reforma de pensiones donde fue incapaz de cerrar un acuerdo con la oposición antes de irse”, afirmó.

Mientras que el presidente del Partido Radical, Carlos Maldonado, condenó que “en plena crisis de empleo y economía por la pandemia, el Ministro de Hacienda deja sus tareas para llenar cupo de su partido en las primarias del continuismo. Mala señal”.

El senador Rabindranath Quinteros (PS) analizó con términos más duros el trabajo de Briones al mando de la cartera económica, asegurando que su salida “solo confirma la inacción del gobierno en varias materias. Él pudo cerrar un acuerdo sobre las pensiones durante su gestión, pero lo tramitó, lo tramitó, y no se llegó a ningún acuerdo. Los pensionados siguen esperando por una pensión más digna”.

“No me puedo explicar cómo el exministro Briones va a pedir la adhesión ciudadana y cómo le va a explicar a la gente su actitud tan mezquina que tuvo durante su gestión para cohibir con los recursos económicos que la gente, los pequeños y medianos emprendedores o empresarios, le solicitaban para salir de esta crisis sanitaria y económica, planteó Quinteros.

La diputada Camila Vallejo (PC), en su cuenta de Twitter, también criticó la gestión de Briones, acusando que bloqueó proyectos como el de los impuestos a los súper ricos en el país.

“La audacia de la derecha. Briones dejó fuera a miles de personas de ayudas sociales, hizo que la gente sobreviviera con su seguro de cesantía y bloqueó el impuesto a los súper ricos. Que crea que Chile quiere estar al mando de una persona como él es como querer otro gobierno de Piñera”, expresó la legisladora comunista.

Críticas desde Chile Vamos

La renuncia de Briones y su paso a la carrera presidencial también gatilló cuestionamientos desde las mismas filas de Chile Vamos, con críticas especialmente virulentas, como las de la expresidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe.

La senadora consideró como “algo bastante impresentable” la salida del gobierno del ahora ex ministro, sobre todo considerando el contexto de crisis económica asociada a la crisis sanitaria del COVID-19 que atraviesa el país.

También se sumó a las críticas el exsubsecretario Felipe Salaberry, quien consideró «artificial y forzada la puesta en escena de la posibilidad de que Briones asuma desafíos electorales en su partido, concretamente, una candidatura presidencial”.

Desde RN, cuestionaron la gestión de Briones al enfrentar las demandas ciudadanas en los proyectos que se tramitaron en el Congreso, como las ayudas sociales para enfrentar la pandemia, o el retiro del 10%.

El legislador Jorge Durán recordó que el exsecretario de Estado se negó “en forma constante a haber entregado ayudas sociales a la gente más vulnerable”, mientras su colega Eduardo Durán sostuvo que, si bien Briones asoma como precandidato presidencial de Evópoli, a su juicio, este tiene “bajas posibilidades».

“Sus competencias técnicas son irrefutables, no así su manejo político durante la crisis y su baja empatía con los chilenos, ya que él mismo confidenció que en la primera etapa se había llegado atrasado con esta pandemia, pudiendo haber hecho más, y también cuando se opuso al retiro del 10% de las AFP”, recordó, citado por El Mostrador.

Está previsto que Ignacio Briones sea ratificado por Evópoli este sábado 30 cuando el Consejo General del partido lo proclame como candidato.

Luego de ser oficializado, el economista tendrá que medirse en la primaria de Chile Vamos, prevista para julio, con otros competidores que aparecen en las encuestas mucho antes que él, como es el caso del alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín (UDI) y la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI); el exministro de Defensa Mario Desbordes (RN) y el ex presidente del Banco Estado, Sebastián Sichel.

Compártelo

Comentarios