INDH verificó vandalización a Sitio de Memoria de Puchuncaví: «Es un ataque a las organizaciones y a la sociedad en su conjunto»

Ataques ocurrieron los días 2, 17 y 18 de octubre y afectaron principalmente a las cabañas (celdas), sitio que en la actualidad funciona como exhibición museográfica y Monumento Nacional de carácter histórico.

Por Absalón Opazo

04/11/2022

Publicado en

Chile / Derechos Humanos / Regiones

0 0


Esta semana, la sede de Valparaíso del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) se reunió con los representantes de la Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví, Sitio de Memoria Balneario Popular y Campo de Prisioneros Políticos Melinka, la cual incluyó una visita al recinto.

El encuentro se realizó tras la denuncia de tres episodios de vandalización ocurridos los días 2, 17 y 18 de octubre. Estos ataques afectaron principalmente a las cabañas (celdas), sitio que en la actualidad funciona como exhibición museográfica y Monumento Nacional de carácter histórico.

Durante la visita, los profesionales del INDH comprobaron el intento de incendio que afectó a las cabañas y el ataque del que fue objeto la obra patrimonial “Zerreitug”, del dioramista Rodolfo Gutiérrez, que retrata una escena del campo de concentración. Además, los atacantes se robaron figuras talladas en madera que personifican a presos políticos.

El 24 de agosto de 2014 se constituyó oficialmente la Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví, que busca promover los derechos humanos entre la comunidad a través del rescate y puesta en valor de la historia del lugar, de la memoria de las prácticas culturales desarrolladas, de las vivencias de quienes estuvieron detenidas en el Campo de Prisioneros Políticos de Melinka – Puchuncaví (1973 y 1976) durante la dictadura militar.

Desde el INDH, su equipo regional trasmitió a la organización que la preservación y protección de los sitios de memoria han sido preocupaciones constantes para dicha entidad, en cumplimiento de su mandato legal de promover y proteger los derechos humanos en Chile.

Así lo hizo saber su Informe Anual de 2018, en el capítulo sobre «Sitios de Memoria y su contribución a la no repetición». De esta forma, ha mencionado que la vandalización a los sitios de memoria es un ataque a las organizaciones y a la sociedad en su conjunto.

En ese sentido, una vez conocida la noticia de la vandalización de este lugar histórico, distintas instituciones -como el Museo de la Memoria y los DDHH- y reparticiones públicas -como la Seremi de Justicia de Valparaíso- manifestaron su solidaridad con la comunidad afectada y su repudio al alevoso ataque.

Declaración pública Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví

«La Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví, repudia el atentado perpetrado el día domingo 2 de octubre 2022, en el Sitio de Memoria Balneario Popular y Campo de Prisioneros Políticos Melinka-Puchuncaví, particularmente en la cabaña-celdas hoy espacio de exhibición museográfica y Monumento Nacional carácter de histórico.

El hecho perpetrado nos fue informado por personal municipal, realizando ese mismo día la denuncia del caso ante la PDI departamento de Derechos Humanos. En paralelo se tomó contacto con diversas organizaciones civiles de derechos humanos de sitios de memoria como también de las instituciones públicas.

Al ingresar constatamos la destrucción de una obra patrimonial, realizada por el dioramista Rodolfo Gutierrez “Zerreitug”, que retrataba una escena de campo de concentración. Esa obra tan representativa tiene un valor incalculable, donde además de destruirlo se robaron todas las figuras talladas en madera y que representaban a los presos políticos.

Hoy viajamos a terreno a inspeccionar el espacio y encontramos graves daños, junto con identificar cuatro focos de incendio con todos los elementos para quemarla.

Creemos que las iniciativas de recuperación de los Sitios de Memoria para poner en valor estos espacios que se vinculan a la historia reciente de nuestro país, se gestionan en una total soledad y orfandad. Aquí se requiere el apoyo de las voluntades políticas y que la institucionalidad gubernamental en conjunto con las organizaciones civiles brinden los elementos básicos de sostenibilidad, poniendo especial énfasis en las iniciativas regionales.

Esperamos que junto al negacionismo y la relativización de la violencia político-estatal de dicho período, estos actos reiterados en Chile sean perseguidos judicialmente, de manera de contar, de una buena vez, con espacios democráticos para una cultura de derechos humanos en el presente.

Agradecemos infinitamente las muestras de afecto y apoyo que hemos recibido de organizaciones civiles y públicas, así como a la red de compañeras y compañeros.

Corporación de Memoria y Cultura de Puchuncaví, 4 de Octubre de 2022″

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬