Iniciativa popular de norma para un Sistema Único de Salud, entre las más votadas en la Convención Constitucional

Propuesta nace del Cabildo “Salud, un Derecho”, autoconvocado desde el año 2019 y constituido por profesionales vinculados al sector Salud: Enfermeras, matronas, abogados, médicos y médicas, psicólogos, odontólogas, entre otros.

El Cabildo “Salud, un Derecho”, autoconvocado desde el año 2019 y constituido por profesionales vinculados al sector Salud (enfermeras, matronas, abogados, médicos y médicas, psicólogos, odontólogas, entre otros), ingresaron una iniciativa popular de norma a la Convención Constitucional, para un Sistema Único de Salud, Universal, Plurinacional e Integrado en nuestro país.

La propuesta se gestó a través de 2 años de trabajo mediante la vinculación territorial y conversatorios telemáticos de distintos ámbitos de la Salud. Así, consta de principios fundantes y un articulado para la Constitución.

Actualmente, la norma está aprobada y tiene como número asignado el 9026. Para patrocinarla, hay que ingresar al link: iniciativas.chileconvencion.cl/m/iniciativa_popular/o/9026

¿Qué dice?

«El derecho a la salud es un derecho humano, fundamental y social. Es deber ineludible del Estado proteger y cuidar las vidas, garantizando el mayor nivel de bienestar de las personas y comunidades. Debe estar priorizado en la nueva Constitución y es requisito para el ejercicio efectivo de los otros derechos; debe estar presente en todas las políticas públicas», argumentan los impulsores de la iniciativa.

Asimismo, agregan que «la dignidad de las personas es inalienable, protegerla es obligación del Estado. La salud es una construcción social y resultado de las condiciones económicas, políticas, sociales, culturales, educacionales y de las interrelaciones de las personas y comunidades con su entorno ambiental y ecológico».

Por ello, añaden, «el Estado garantizará mediante instituciones, normas jurídicas, políticas sociales y económicas, el buen vivir y a su vez la reducción de riesgos, de daños y de enfermedades para las personas, comunidades, pueblos y ecosistemas, así como el acceso universal e igualitario a las acciones y provisión de servicios de promoción, prevención, protección, cuidados, recuperación y rehabilitación de la salud. También debe garantizar su regulación y fiscalización».

Para hacer efectivo este derecho, la propuesta señala que «el Estado deberá establecer un Sistema Único de Salud, Universal, Plurinacional e Integrado. Este será Público, Garantista, Solidario, Intercultural, Descentralizado, Desconcentrado y Participativo, centrado en la estrategia de Atención Primaria de Salud, respetando y promoviendo los principios de la Seguridad Social de Universalidad, Solidaridad, Unidad, Igualdad, Evolución progresiva de derechos, Concordancia de la Seguridad Social con la realidad económica, Participación, Obligatoriedad, Integralidad, Inmediatez y Asignación preferente de recursos».

«Asimismo, dicho Sistema Único de Salud deberá ser gratuito, con una organización adecuada a la realidad y necesidades de cada territorio y su población y debidamente dotado de recursos, el que garantizará la calidad e integralidad de las funciones esenciales de salud pública, con un modelo de financiamiento sustentado en impuestos generales y específicos, dentro de un Sistema Tributario justo, basado en la solidaridad, equidad y progresividad», recalcaron.


Comparte ✌️

Comenta 💬