Juan Alfaro, presidente ANFACH Arica: “El gobierno quiere tomar ventaja de nuestra lucha por 20 años como aduaneros”

El paro de los funcionarios aduaneros en Arica, así como en los distintos lugares de Chile, aún se mantiene en pie y seguirá estándolo hasta que el Gobierno escuche sus demandas, según declararon los dirigentes de Chacalluta, la frontera más transitada y problemática de Chile.

Filas de horas y horas están demorando el libre tránsito por el paso que nos separa de Perú, con los consiguientes problemas que esto conlleva: niños, embarazadas y personas de la tercera edad sufriendo la interminable espera; perjuicios económicos para las ciudades de Tacna y Arica por la disminución en cientos de miles de turistas, lo que detiene el progreso y la integración.

Pero los aduaneros se mantienen firmes en sus demandas, saben que es duro realizar un paro y, sin embargo, Edgardo Orellana, dirigente sindical de ANFACH filial Arica, declaró que “no hemos dejado de trabajar, no tenemos cerrada la frontera y mantenemos un compromiso ético en dejar pasar primero a las personas que más lo necesiten”. Junto con ello, agregó que “no tenemos otra forma de hacer presión y estamos en nuestro derecho de manifestarnos”.

No obstante, el Estado vulneró los derechos de los manifestantes en Iquique haciendo uso de la fuerza. Según el dirigente Tito van Battenburg, “quieren aplicar con nosotros la Ley de Seguridad Interior del Estado, lo que está en contra de las leyes del mismo, porque no hemos abandonado nuestras obligaciones». «Debido a esto -agregó- estamos pensando en establecer una demanda en las distintas cortes tanto nacionales como internacionales donde corresponda, porque no nos vamos a dejar pisotear”.

Las demandas

Los dirigentes estuvieron peleando por más de 20 años para que el Ejecutivo aceptara movilizar los grados de todos los funcionarios de Aduana, vale decir, ascenderlos dentro de su carrera, aumentando además el personal en un 30% aproximadamente. Sin embargo, actualmente Juan Alfaro, presidente de ANFACH Arica, es enfático al señalar que “el Gobierno quiere tomar ventaja de nuestra lucha de 20 años, porque integrarán gente de ellos en estos puestos, perjudicando directamente a nuestros funcionarios que se verán estancados en sus grados por unos 15 o 20 años más”.

Actualmente el paro es indefinido en una frontera donde cada día cruzan cerca de 20 mil personas, en quizás uno de los trabajos más exigentes, pues muchos de los aduaneros deben trabajar por más de 12 horas y sacrificar fechas importantes como las navidades o días feriados.

4,200,479FansMe gusta
127,791SeguidoresSeguir
289,501SeguidoresSeguir
16,405SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Guerra comercial de EE. UU. y China afectará la economía global

El Gobierno ruso estimó que las presiones contra Irán obstaculizan las negociaciones para resolver las discrepancias La guerra comercial entre EE. UU. y China repercutirá...

Edición Impresa El Ciudadano