Justicia falla a favor de comunidad mapuche y ordena a «APRA» eliminar contenido racista de sus redes sociales

Corte de Apelaciones de Temuco acogió un recurso de protección presentado por miembros de la comunidad Cacique Antonio Pichulman, en la comuna de Padre de Las Casas, en contra de la “Asociación de Paz y Reconciliación en La Araucanía”.

Por Opazo

Publicado en

Chile / Justicia y DD.HH / Mapuche

0 0


Vía Diario y Radio U. de Chile

Hace unos días, la Corte de Apelaciones de Temuco acogió un recurso de protección presentado por miembros de la comunidad Cacique Antonio Pichulman, en la comuna de Padre de Las Casas, en contra de la “Asociación de Paz y Reconciliación en La Araucanía” -APRA-, por haberse referido a ellos con publicaciones racistas y discriminatorias en sus redes sociales.

Según consignó el Diario y Radio de la U. de Chile, en el recurso presentado se relata que el 2 de noviembre de 2020, un grupo de mapuche pertenecientes a las comunidades Antonio Pichulman y Juan Queupucura se reunieron con la finalidad de hacer entrega de una carta a la familia Vallette, actuales poseedores del Fundo Huichahue, inscrito por título de merced a nombre de dichas comunidades.

La carta tenía como objetivo “expresar la preocupación y el descontento de las comunidades, frente al loteo del Fundo Huichahue, que tiene la finalidad de ser un emplazamiento de proyectos inmobiliarios, lo cual generaría que su biodiversidad se encuentre en completa desprotección, afectando ello su ecosistema”. 

Al llegar las comunidades a las afueras del perímetro de la propiedad y mientras se realizaba una ceremonia Llellipun –consistente en plantar un árbol maqui al cual se le ofrendan alimentos y oraciones para la protección de la vida y la Tierra-, la hija de los actuales propietarios, Patricia Vallette Gudenshwager, llegó hasta el acceso del predio.

Ahí, según relata el fallo de la Corte de Temuco, los representantes de las comunidades habrían intentado dialogar con la mujer, quien habría rechazado recibir la carta. De paso, agrega el recurso, “increpó de forma prepotente a los asistentes y tomó fotografías a los miembros de las comunidades mapuche participantes, en contra de su voluntad. Dichas fotografías fueron enviadas, y posteriormente publicadas en la red social de APRA, como una denuncia”. 

Aproximadamente 40 violentistas están a la entrada del Fundo Huichahue Chico, Sector Millahuin. El dueño quiso salir del predio pero no lo dejaron y fueron muy agresivos. Los dueños son personas de la tercera edad y hay mucho temor de que les causen daño”, se leía en las redes sociales de APRA a los pocos minutos de que Patricia Vallette se hiciera presente.

Esta publicación dio paso a una serie de comentarios, permitidos por la misma agrupación, de terceras personas, que según indica el recurso, “utilizan un lenguaje de odio y promueven estereotipos y perjuicios negativos hacia las personas del pueblo nación mapuche”.

El fallo de la Corte citó incluso algunos comentarios, como por ejemplo: “mano dura con estos simios que no entienden a la mierda los derechos humanos”. Frente a esto, el tribunal sostuvo que la publicación “produce una colisión entre dos garantías constitucionales, a saber, entre el derecho a la honra y la libertad de expresión (…) La publicación realizada por APRA ha vulnerado el derecho a la honra de los recurrentes, desde el momento que se publica en una red social afirmaciones deshonrosas a su respecto, que distorsionan el concepto público que se tiene del individuo”.

Por ello, se concluyó que los comentarios de APRA “no pueden tener por objeto sino afectar la honra de quienes son sindicados como ‘violentistas’“, toda vez que “las expresiones vertidas importan un menoscabo” a los comuneros, por lo cual ordena a la agrupación a borrar de inmediato la publicación.

Compártelo

Comentarios