Desde 2016 han muerto 17 personas en este tipo de faenas

Muerte de trabajadora en planta de salmones Camanchaca de Tomé devela la precariedad laboral en la industria

Vía Resumen / El pasado jueves se produjo un lamentable accidente laboral en las dependencias de la industria Camanchaca, en el sector California de la comuna de Tomé, en el cual perdió la vida la trabajadora Sindy Romina Araneda Alarcón, de 28 años Según informó Carabineros a Radio Aguamarina, “al llegar nos entrevistamos con personal del SAMU que prestaron los primeros auxilios a […]

Por Opazo

Publicado en

Chile / Regiones / Trabajo

0 0


Vía Resumen / El pasado jueves se produjo un lamentable accidente laboral en las dependencias de la industria Camanchaca, en el sector California de la comuna de Tomé, en el cual perdió la vida la trabajadora Sindy Romina Araneda Alarcón, de 28 años

Según informó Carabineros a Radio Aguamarina, “al llegar nos entrevistamos con personal del SAMU que prestaron los primeros auxilios a la víctima de sexo femenino, quien se desempeñaba en la sección montaje de cajas de la pesquera. Por motivos que se investigan, ella sufrió un accidente, falleciendo en el lugar”.

En tanto, la teniente Madelyn Guzmán de Labocar detalló que “ella desempeñaba labores de transporte de cajas, que estaban armadas y se colocaban en una cinta, que es una cadena metálica que se desplazaba. Lamentablemente, se enganchó con su brazo derecho entre uno de los piñones, quedando aprisionada también con su cuello en el mecanismo”.

Por su parte, la empresa señaló en un comunicado que “las autoridades competentes ya fueron informadas de acuerdo a los procedimientos y actualmente están trabajando, con plena colaboración de la compañía, para determinar las causas de este este lamentable hecho”.

La información entregada por Radio Aguamarina, la mujer era oriunda de Rafael y era madre de un niño pequeño. También era aspirante de la Segunda Compañía de Bomberos de Tomé.

Camanchaca y la precariedad laboral  

De acuerdo al reporte de Resumen, al frente de este negocio se encuentra la familia Stengel, ligada a Camanchaca y Pesca Sur, y sindicados por ser una de las familias llamadas “dueñas del mar chileno”, luego de la aprobación de la cuestionada Ley de Pesca o “Ley Longueira” en el año 2012.

En esta línea, un trabajador entrevistado en 2016 afirmó que de la totalidad de los trabajadores de Camanchaca, apenas un 20-30% se encuentran con contrato indefinido. El 70% restante (o más) sólo son contratados por faena. En términos salariales, el sueldo base de esta enorme mayoría de trabajadores eventuales se limita al mínimo legal con sus descuentos correspondientes.

Asimismo, al igual que hace 10 años, se trabaja “a destajo” por un bono de producción que dignifique el escuálido monto del salario mínimo nacional. El trabajador afirma en ese sentido que el régimen “por producción” incentiva el sobresfuerzo laboral, por lo que las enfermedades musculo-esqueléticas asociadas a la repetitiva actividad manual están a la orden del día, no así las licencias médicas o las jubilaciones por invalidez.

Estimaciones anteriores del año 2010 situaban los sueldos excesivamente bajos de esta industria, donde el 80% de los trabajadores recibía menos de 200.000 pesos, el cual además presentaba una alta variabilidad dependiendo de los bonos de producción. También se registraba una alta subcontratación, asociada a precariedad, desprotección y trato discriminatorio.

Así, una gran parte de los trabajadores carece de seguro de invalidez, y labora bajo malas condiciones de higiene y seguridad -evaluadas por los propios trabajadores-, con una alta accidentabilidad y enfermedades asociadas a su trabajo.

Finalmente, se recuerda que, según recopiló recientemente la ONG Ecoceanos, 17 personas han perdido la vida en sus puestos de trabajo en la industria exportadora de salmones desde noviembre de 2016 hasta la fecha.

Publicado por Resumen

Compártelo

Comentarios