Nuevo acto de censura contra el Colectivo Delight Lab: Carabineros interrumpió proyección lumínica en Plaza Dignidad

Carabineros intervino una proyección lumínica que se realizaba anoche en Plaza Dignidad, en el marco de la Semana de las Artes Visuales Barrio Arte.

Una vez más fue censurada la proyección de una de las obras lumínicas del colectivo Delight Lab, vulnerando la libertad de expresión en el país.

Durante la noche del jueves, Delight Lab, en colaboración con Galería CIMA, realizó una nueva intervención lumínica, esta vez en el mismo centro de la Plaza Baquedano, conocida como Plaza Dignidad.

La performance formó parte de la Semana de las Artes Visuales de Barrio Arte, un proyecto financiado a través de fondos otorgados por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El perímetro de la plaza se encontraba vigilado por personal de la prefectura de Control de Orden Público (COP) de Carabineros.

La proyección comenzó pasadas las 20:00 horas y aparecieron diversas imágenes y mensajes. Uno de ellos decía: “Dados dos puntos, A, B, C, D y E custodiando el perímetro de una plaza, ¿cómo hacer para llegar al interior sin que A, B, C, D y E lo eviten?”.

También se mostró la frase “destruir en nuestro corazón la lógica del sistema“, dispuesta en forma de círculo alrededor de la estatua del general Baquedano, y la proyección de un laberinto.

Mientras se desarrollaba la intervención y de acuerdo al registro de Galería CIMA, a las 20:41 llegó Carabineros en una camioneta policial, con los colores de la institución. Diez minutos más tarde, cuando se empezaba a hacer un mapping con la bandera mapuche, dicha camioneta encendió un foco brillante que interrumpió la proyección.

Dicha luz permaneció encendida hasta las 21:00 horas, cuando concluyó tanto la performance como la interrupción.

A través de su cuenta de Twitter, la Prefectura Oriente de Carabineros se refirió a la situación y afirmó que “se inició la recopilación de antecedentes para establecer el contexto en que se produjo e implementar eventuales acciones administrativas, si así lo amerita”.

Sin embargo, la censura por parte de Carabineros hizo estallar las redes sociales y los usuarios exigieron explicaciones a la policía uniformada, ya que no es la primera vez que se da este tipo de agresión.

La polémica que se instaló por las proyecciones en la torre Telefónica

Censura al arte con contenido social

A mediados de junio, Delight Lab presentó un recurso de protección tras la censura de la obra lumínica que habían realizado en la Torre Telefónica el pasado 19 de mayo.

Posteriormente, el 04 de agosto la Corte Suprema declaró como admisible el recurso presentado por el colectivo contra quienes resulten responsables de censurar la proyección de las palabras “Humanidad” y “Solidaridad” en la construcción, luego de las protestas registradas en la comuna de El Bosque por la falta de apoyo económico para enfrentar las medidas de confinamiento.

En una primera instancia, la Corte de Apelaciones de Santiago declaró admisible la solicitud sólo contra quienes se encontraban en las camionetas sin patentes que transportaban los seis focos de luz blanca de gran alcance, con los que se logró borrar la proyección.

Sin embargo, tras una apelación, se determinó que Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, el Jefe de Defensa Nacional de la Región Metropolitana, el Ministerio del Interior y de Seguridad Pública y la Intendencia de la Región Metropolitana, deberán entregar información sobre presuntas omisiones legales y los acontecimientos ocurridos.

En aquella oportunidad, los hermanos Octavio y Andrea Gana, que lideran el colectivo de artistas Delight Lab, conocido por proyectar palabras vinculadas a temas contingentes, argumentaron haber sido vulnerados sus derechos respecto a la libertad de emitir opinión sin censura previa y su integridad física y psíquica amparados en la Constitución.

Este estudio lumínico audiovisual cuenta con más de 11 años de trayectoria en el ámbito de la cultura y las artes, en los cuales ha visibilizado temas como el asesinato de Camilo Catrillanca a manos de Carabineros, la contaminación del parque industrial de Puchuncaví y más recientemente el hambre en las poblaciones por la cesantía producto de la pandemia y el confinamiento.

Por este motivo, los integrantes del colectivo han sido objeto de amenazas y su cuenta de instagram (principal plataforma de difusión de su trabajo) ha sido motivo de ataques cibernéticos.

Pese a los intentos de amedrentamiento y la censura, Delight Lab sigue en pie con su compromiso de promover el arte con conciencia social.

“Nuestro trabajo responde a una profunda sensibilidad artística y humanitaria y, en particular, ante las crisis sociales y ambientales que ocurren en Chile y en el mundo, hemos querido expresar creativamente, de manera pacífica y silenciosa, una sensibilidad universal sólo utilizando la luz”, señala una declaración del colectivo publicada en mayo pasado.

No tenemos ninguna afiliación política, trabajamos autónomamente desde el arte y es desde nuestro rol de ciudadanos-artistas que hemos realizado una serie de intervenciones lumínicas, muchas de las cuales han sido ampliamente difundidas por los medios de comunicación y las redes, sobre todo las realizadas sobre la fachada del
edificio de la Telefónica en los últimos meses”, agregaron en el texto.

Con información de ADN Chile y El Mostrador.

Compártelo

Comentarios