Nuevo escándalo de corrupción en Chillán: Contraloría inicia sumario por irregularidades en el contrato con empresa de mantención de áreas verdes

Contraloría detectó que la empresa OHL Servicios cometió varios incumplimientos de contratos que significaban multas de aproximadamente 243 millones de pesos (4.825,5 UTM), que no fueron cobradas por el municipio.
Publicado en

Chile / Portada

0 0


La Contraloría Regional de Ñuble iniciará un sumario administrativo en la municipalidad de Chillán, por irregularidades administrativas en la ejecución del contrato de la prestación de servicios otorgadas a la empresa OHL Servicios, encargada de mantener las áreas verdes de la comuna.

Cabe recordar que la municipalidad, que dirige el RN Sergio Zarzar, está siendo investigada desde el año pasado por la misma Contraloría por encontrar irregularidades en la licitación pública de “Recambio Masivo de Alumbrado Público a Tecnología LED”, entre las cuales figuran el pago de coimas a funcionarios municipales chillanejos para actuar en favor de la empresa Itelecom, lo cual se conoce como el “Caso Led”.

Este nuevo escándalo de corrupción, se desprende del Informe de Investigación Especial Nº507 realizado entre el 1 de enero de 2019 al 31 de junio de 2020, por el organismo que inspecciona, en el cual se detectó que la empresa OHL Servicios cometió varios incumplimientos de contratos que significaban multas de aproximadamente 243 millones de pesos (4.825,5 UTM), que no fueron cobradas por el municipio, tal y como consignó Bio Bio Chile en un reportaje publicado este jueves.

Plazos y obras no cumplidas remuneradas

Uno de los incumplimientos que esgrimió el documento de la Contraloría, es la no implementación de riego tecnificado en principales avenidas de Chillán en plazo correspondiente, donde se estipulada en el contrato que se realizaría en diciembre de 2019. Sin embargo, la última visita que realizaron funcionarios del organismo fiscalizador, la instalación no estaba.

Según las bases administrativas del contrato, esta falta era causal para terminar con dicho acuerdo, hecho que pasó omiso por el municipio.

Sumado a lo anterior, Contraloría acreditó que la municipalidad realizó pagos “improcedentes” a la empresa por servicios que no fueron realizados.

El órgano municipal habría pagado a OHL Servicios por una mantención que no realizó en áreas concesionadas que habían sido intervenidas anteriormente por proyectos municipales, no obstante, la empresa de mantención de áreas verdes recibió el pago en agosto de 2020 por más de 43.910.967 millones, que corresponde a lo establecido en el contrato original, donde se contempla abarcar los metros cuadrados donde no gestionó su servicio.

Además, se llegó a la conclusión de que los terrenos contratados por la municipalidad para las labores de mantención no eran claros ni certeros.

“La falta de riego, omisión de aseo y mantención, cumplimiento sobre riego tecnificado, seguimiento de multas cursadas y sus respectivas notificaciones al Departamento de Finanzas”, plantea el informe de investigación de la Contraloría, en el que se evidencia además la falta de obligaciones de funcionarios a cargo de la Inspección Técnica de Servicio (ITS), de la directora de Medio Ambiente y del departamento de Aseo y Ornato del municipio, señaló Bio Bio.

Concejales respaldan investigación  

Debido a que la municipalidad de Chillán lleva varios meses en la mira de la Contraloría , los concejales han mostrado su postura a favor de que se fiscalice las distintas irregularidades que ha incurrido el organismo estatal en la comuna.

En una nota publicada en La Discusión en junio de 2020, cuando se enmarcó la Contraloría regional a indagar el municipio, el concejal Camilo Benavente (PPD) recalcó que por harto tiempo solicitó que la alcaldía rescindiera el contrato con OHL Servicios.

“Llevo cerca de un año cuestionando con argumentos estudiados la continuidad de este contrato, a aquello se han sumado el cuerpo de concejales que han solicitado el término del contrato. El informe del control interno (Wenceslao Vásquez) avala nuestros argumentos y señala explícitamente la obligación de realizar un término anticipado”.

Además, el concejal reafirmó la responsabilidad del propio alcalde, de la directora de Aseo y Ornato, señalando que sus respuestas eran vagas y acuciosas cuando llevó este tema al Consejo Municipal, donde acusó que finalmente nadie hizo nada.

Irregularidades en las remuneraciones

Ante este escenario la Contraloría iniciará el sumario para saber aclarar quienes son responsables de estos incumplimientos con la ex concesionaria OHL Servicios de áreas verdes. Este caso podría incluso tener más relevancia ya que se trata de un contrato el doble del precio del contrato de las LED, según lo que informó el concejal Benavente al diario local.

Al escándalo del caso LED y al de la empresa OHL Servicios, se suma la investigación sobre“las eventuales irregularidades en las remuneraciones de funcionarios del Departamento de Salud Municipal de la Municipalidad de Chillán”, que se encuentra en desarrollo, tal y como reveló la misiva dada a conocer en octubre de 2020 por el contralor regional, Mario Quezada Fonseca.


Comparte 👍

Comenta 💬