Organización Traves Chile presenta querella por muerte de anciana trans que fue golpeada por un vecino

376

Kathy Fontaine, presidenta de la agrupación Traves Chile, presentó una querella en contra de quienes resulten responsables por la muerte de Paloma, la mujer trans más longeva del país, quien falleció en febrero pasado tras permanecer dos semanas internada en el Hospital San Juan de Dios, región Metropolitana, producto de un golpe en su cabeza.

Sus cercanos denuncian que la muerte de Paloma se produjo después de una agresión realizada por un vecino del lugar, quien le habría propinado el golpe en las afueras de la pensión en que vivía la mujer, que era una integrante activa de Traves Chile, organización que una vez producida la agresión, se encargó de cuidarla durante su estadía en el hospital.

Al respecto, Kathy Fontaine explicó a radio Bío Bío que «un ser humano, con sus virtudes y sus cosas buenas y malas, tiene que tener protección de la justicia, no puede morir ningún ser humano por un golpe o una paliza. Es una muerte muy fea que tuvo Paloma».

En tanto, la abogada de la defensoría popular, Victoria Herrera, explicó a la misma emisora que tienen evidencia fundada para asegurar que fue un hombre, identificado como Pablo Plaza, quien propinó los golpes que causaron la muerte de Paloma, denunciando en ese sentido que el Ministerio Público «no ha investigado el caso».

«Hay antecedentes de violencia que ejerció un vecino, que es el homicida de Paloma, porque al final la terminó matando, y sin embargo la denuncia que hizo Traves Chile en el Ministerio Público, no fue tomada en consideración y no se han realizado diligencias de investigación», indicó la abogada.

Relacionado:  Hong Kong en la mira: Trump vuelve a la carga con su obsesiva cruzada antiChina

De acuerdo a la denuncia interpuesta en una primera instancia por Traves Chile en la Fiscalía, el golpe propinado por Plaza le habría provocado un coágulo a la anciana, lo que más tarde le causó la muerte. Asimismo, desde la agrupación sostienen que se trató de un ataque transfóbico y por lo mismo han exigido desde el primer minuto que la justicia investigue el fallecimiento de Paloma como un homicidio.

Como antecedente, incluido tanto en la denuncia como en la querella, se encuentra un video de Paloma donde identifica a Plaza como su agresor, manifestando con la voz quebrada y en su lecho de muerte que el sujeto le propinó un fuerte golpe de puño.

Paloma falleció a los 74 años y desde 2008 recibía apoyo material y emocional de parte de la agrupación. El informe social indica que era soltera, no tenía hijos y tampoco tenía relación con familiares. Sus otras redes de ayuda eran el Programa de Atención Domiciliaria del Adulto Mayor y el Centro de Salud Familiar de Recoleta.