Organizaciones sociales manifestarán contra Plan Regulador de Viña del Mar que favorece a las inmobiliarias

El Plan Regulador actual de Viña del Mar implementado desde el 2002, constituye un “instrumento de planificación sin una lógica necesaria de desarrollo sustentable con el medioambiente, totalmente permisivo y pro-inmobiliaria”, denuncian las organizaciones.
Publicado en

Chile / Ciudad / Portada

0 0


 Diferentes organizaciones sociales de la sociedad civil en Viña del Mar, se manifestarán este jueves 28 de enero, para exigir la anulación del proceso de Plan Regulador de la ciudad, que favorece a las inmobiliarias en desmedro de la ciudadanía.

El objetivo de los vecinos es que se vuelva a ejecutar unnuevo plan, como parte de los procesos prioritarios para la próxima administración municipal, que resulte tras la elección de abril.

Además, en la movilización los vecinos levantarán su voz en contra de la tala al bosque nativo de la ciudad, exponiendo que la Corporación Nacional Forestal (Conaf) le otorga los permisos a las inmobiliarias para talar en terrenos con flora nativa, en desmedro de las pocas áreas verdes con las que Viña del Mar cuenta actualmente.

Al respecto, Gonzalo Pavez, integrante del movimiento «Un Parque para Las Salinas», indicó que la protesta se realizará en contra de Conaf y de la Secretaría de Planificación Urbana de la Municipalidad (Secpla).  

“El motivo es pedir un PRC con participación ciudadana vinculante, que se vuelva a generar la instancia de participación ciudadana y se anule la que ya está, porque hay muchas causas que emergieron desde el estallido social y tienen derecho a estar en esta normativa”, enfatizó Pavez, en declaraciones a El Ciudadano.

Plan Regulador a favor de inmobiliarias

A través de un comunicado, siete organizaciones civiles denunciaron públicamente el proceso del Plan Regulador Comunal (PRC) de Viña del Mar, y responsabilizaron a la Secretaría de Planificación Urbana de la Municipalidad (Secpla) por tener bajo su mando el PRC.

El Plan Regulador actual de Viña del Mar implementado desde el 2002, constituye un “instrumento de planificación sin una lógica necesaria de desarrollo sustentable con el medioambiente, totalmente permisivo y pro-inmobiliaria”, señaló el texto.

Es por esto que los vecinos han denunciado la situación y en agosto de 2018, por parte de la municipalidad llamaron a un proceso de participación ciudadana para renovar el PRC, instancia que se congeló sin motivos específicos.

Desde las diferentes organizaciones, reclamaron que se tardaron más de dos años en volverlos a contactar para reanudar el proceso.

“Este proceso comenzó en agosto de 2018, y se hizo la participación ciudadana, y se canceló. Ahora en enero dijeron que lo reactivarían cuando se sigue en pandemia” indicó Pavez, considerando que Viña del Mar se encuentra en fase 2.

Las organizaciones denunciaron que no han tenido ningún tipo de comunicación formal, en las que se les informe sobre el estado de la sistematización y la consolidación del documento.

“Concluyeron que esta demora solo beneficia a las empresas inmobiliarias, que sustentan su negocio en la destrucción de las comunidades y grave erosión del medioambiente”, expone el comunicado.

Asimismo, denunciaron un conjunto de irregularidades, como la intervención arbitraria de los representantes del municipio en las mesas de diálogo que se habían realizado anteriormente, con el propósito de vetar temas importantes para las comunidades. Así como el intento de manipulación estadística de los mismos, para desvirtuar la opinión de los vecinos, a través de la distribución selectiva de las personas en las distintas mesas.

Tala a los bosques nativos de Viña del Mar

Además del Plan Regulador, Gonzalo Pavez, comentó que otro motivo de descontento de las comunidades contra el Conaf es el permiso arbitrario que el organismo le otorga a las inmobiliarias para talar los bosques nativos de la ciudad.

“Observamos cómo se están talando los bosques nativos de Viña del Mar, en las laderas y quebradas por parte de las inmobiliarias y con permiso de tala de Conaf, en diferentes lugares como el Bosque de Reñaca, El Olivar, Canal Beagle, entre otros puntos” explicó.

Participación ciudadana debe ser prioridad para la Alcaldía

Las organizaciones sociales que agrupan a los vecinos también cuestionan que el Plan Regulador de Viña del Mar, implementado en 2002 se haya mantenido por más de 18 años, desde que Virginia Reginatto (UDI) llegara a la Alcaldía en 2004.

Por tal motivo, exigen que el proceso de participación ciudadana se vuelva a ejecutar y que este proceso sea una prioridad para la próxima administración municipal que se elija este 11 de abril.

Indicaron que el PCR debe articular el interés general de la comunidad, la preservación del medio ambiente y la permanente participación ciudadana.

Al respecto, la candidata a alcaldesa en Viña del Mar, Macarena Ripamonti, señaló que el PRC actual en los últimos 18 años ha tenido más de 10 modificaciones, “todas y cada una al servicio de un grupo muy determinado de la sociedad, que son las inmobiliarias».

«Eso es agresividad, ha generado un conflicto y descontento entre los vecinos de distintos puntos de la ciudad, porque no existe un equilibrio entre proyectos privados con el medio ambiente , con el equilibrio urbano y la participación ciudadana», indicó a El Ciudadano.

La candidata por el Frente Amplio, consideró que esos tipos de problemas se tienen que acabar justamente modificando los instrumentos de planificación territorial y poniéndolos al servicio, en equilibrio, de los diferentes actores de la ciudad, y no solamente a favor de unos.


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬