Pateando piedras: el álbum de himnos de Los Prisioneros cumple 30 años

Los-PrisionerosUn 15 de septiembre de 1986, mientras transcurrían en Chile los últimos años de la dictadura, Los Prisioneros lanzaron su segundo disco de estudio. Las canciones del «Pateando piedras» salieron en formato casete y vinilo de 12 pulgadas para otros países de Sudamérica. La placa fue la primera que la banda editó bajo la firma de una compañía multinacional y vendió más de 5 mil copias en su venta anticipada.

En un contexto convulsionado -el 7 de septiembre de 1986 se concretó el intento de homicidio contra Pinochet- Los Prisioneros lanzaron su nuevo disco bajo estado de sitio y sólo una semana después del incidente.

El nuevo disco mostró la curiosidad del grupo por nuevos sonidos y por dejar en manifiesto las influencias musicales de sus miembros: abandonando el formato de la guitarra, bajo y batería que caracterizó a La voz de los ’80 -el disco debut de la banda- el uso de sintetizadores y los sonidos industriales llegaron a marcar una ruptura en la propuesta musical de Los Prisioneros.

arton53425-56d56En Pateando Piedras, Jorge González matriculó algunas de sus más inspiradoras composiciones: «El baile de los que sobran», tema que presenta una aguda crítica social al modelo educacional y las herramientas entregadas a los jóvenes para su futuro, se anota como una de las canciones más importantes de la música chilena y ha sido precisamente el movimiento estudiantil el encargado de rescatar su impresionante vigencia.

El disco fue clave en la masividad y difusión de una banda que ya sentía la censura impuesta por la dictadura, pese a que los militares -al control de todos los medios de comunicación- no fueron capaces de silenciarlos.

De mano en mano, los casete del trío sanmiguelino fueron parte de un contrabando cultural que quizás potenció aún más el mito y convirtió sus canciones en verdaderos himnos y éxitos radiales. «Muevan las industrias», «Quieren dinero», «¿Por qué no se van?» y «Por qué los ricos» son canciones que hoy pocos desconocen, incluso entre las generaciones más jóvenes. Sin embargo, otros temas más desconocidos, como «Una mujer que no llame la atención», es pionero en abordar el machismo de la época que todavía puede observarse en Chile, lo que realmente refuerza la idea de un disco íntegro, con una propuesta absolutamente visionaria.

El 1 de noviembre de 1986, Los Prisioneros presentaron las nuevas canciones ante un Estadio Chile repleto de sus fanáticos. El casete ya era un éxito: la banda vendió miles de copias desde el primer día y alcanzó rápidamente el disco platino. Pero eso fue lo menos importante. Los adolescentes de San Miguel ya habían logrado lo suyo: quedarse en la historia y en las cabezas de miles, de generación en generación, lo que permite que uno de sus discos cumpla tres décadas de plena vigencia y salud.

4,208,903FansMe gusta
130,508SeguidoresSeguir
289,343SeguidoresSeguir
16,414SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -