Penco: Sindicato de empresa Aramark protestó exigiendo resguardo frente al Covid-19

123

Este jueves, trabajadoras y trabajadores del aseo, pertenecientes al Sindicato Nacional Mixto N° 2 de la Central de Restaurantes Aramark Multiservicios Ltda., protestaron en Penco (Región del Biobío) exigiendo medidas de cuidado y resguardo frente a la pandemia del Covid-19.

En una declaración pública publicada por el portal Resumen, el Sindicato señala que «como trabajadoras y trabajadores sabemos que nuestra función es primordial para el funcionamiento de cualquier lugar-sector de trabajo, pero no permitiremos que nuestra labor se interponga por sobre nuestra vida y la de nuestros seres queridos».

En ese sentido, la agrupación denunció que la empresa Aramark ha cometido una serie de irregularidades en estas últimas semanas, entre las que se encuentran impedir «que compañeras y compañeros de trabajo pudiesen realizar sus cuarentenas de manera libre y sin presiones a pesar de sufrir enfermedades crónicas, ser población de riesgo o peor aún haber tenido contacto con casos positivos para Covid 19».

Asimismo, en vez de tomar medidas adecuadas, la empresa habría actuado sólo con imposiciones, «obligándonos a tomar nuestras vacaciones, realizar dicha cuarentena sin goce de sueldo o ser reubicados a otro lugar a sabiendas que podríamos ser portadores del coronavirus exponiendo a la población a contagiarse por culpa de la negligencia de sus decisiones».

Ante esca situación, el Sindicato exige que la empresa Aramark tome las medidas necesarias para su resguardo y «vivir esta crisis sanitaria con la dignidad que todas y todos merecemos. Sabemos que a nivel nacional el empresariado ha sido especialmente cruel con los y las trabajadoras, la forma en que muchas y muchos están sobrellevando esta calamidad ha sido completamente inhumana, los hacinamientos en el transporte público cada día se hacen menos sostenibles y el temor por perder nuestra fuente laboral se mezcla con el de convertirnos en una nueva víctima de este virus que nos azota brutalmente», concluyeron las y los trabajadores movilizados.