Por una Ley de Salud Sexual y Reproductiva con enfoque de Derechos: Asociación de Matronas y agrupaciones obstétricas ingresaron iniciativa popular a la Convención

“Consideramos que es muy importante dentro de los derechos sexuales y reproductivos, apelar por el derecho de las mujeres y cuerpos gestantes a decidir sobre el aborto y que esté garantizado y cubierto por la atención de salud”, señaló María José Morales, directora de Parir Nos Chile.

Esta semana, la Asociación de Matronas y Matrones de Chile (ASOMAT) junto al Observatorio de Violencia Obstétrica de Chile, y las organizaciones Parir Nos Chile y Matria Fecunda, presentaron una propuesta de norma en la Convención Constitucional, a través de la cual proponen una reforma al Código Sanitario y la creación de una Ley de Salud Sexual y Reproductiva con enfoque de Derechos.

“La propuesta de esta norma constitucional nace de una discusión colectiva que plantea la creación de una Ley de salud sexual y reproductiva con perspectiva de género, feminista, pluralista y por sobre todo, interseccional. Esta iniciativa busca instalar el cuidado de los cuerpos desde la autonomía, considerado desde el aspecto sanitario, es decir, lo que significa ofrecer desde una política pública un Estado garante, por ejemplo, del cuidado de los cuerpos menstruantes. Desde la atención primaria, con la entrega de los métodos anticonceptivos de calidad y de manera universal para mujeres y personas con útero”, explicó Katiuska Rojas, Directora Ejecutiva de ASOMAT.

La propuesta busca garantizar y reconocer los derechos sexuales y reproductivos a través de una serie de acciones, tales como el acceso efectivo y universal a los métodos anticonceptivos de calidad para toda la población y con esto, poner fin a la colusión de las grandes cadenas farmacéuticas con las pastillas anticonceptivas, los implantes y dispositivos intrauterinos (DIU).

Otro punto muy importante es asegurar la entrega de útiles necesarios como toallas higiénicas o copitas menstruales como parte de la canasta en las farmacias de los Cesfam y junto con esto, eliminar las brechas y desigualdades al momento de elegir dónde, cómo y con quién quieren parir, velando por la integralidad de un parto totalmente respetuoso y con medicina complementaria.

“Consideramos que es muy importante dentro de los derechos sexuales y reproductivos, apelar por el derecho de las mujeres y cuerpos gestantes a decidir sobre el aborto y que esté garantizado y cubierto por la atención de salud”, señaló María José Morales, directora de Parir Nos Chile.

En ese sentido, la propuesta también busca reinstalar el debate sobre el acceso y cobertura total para la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas, para todos los cuerpos gestantes. En este punto, la norma plantea que exista una mayor capacidad de profesionales que entreguen el servicio clínico del procedimiento IVE, como lo son las matronas que se encuentran facultadas y capacitadas para abordar con una perspectiva de género este tipo de situaciones. Recordemos que hoy, la responsabilidad de ejecución de un aborto bajo las tres causales es exclusivamente médica.

“Como Observatorio de Violencia Obstétrica de Chile, sabemos de la existencia de altos niveles de violencia obstétrica en nuestro país, de la excesiva medicación y los malos tratos que se ejercen contra mujeres y personas gestantes. La violencia obstétrica es un tipo de violencia de género, de las más invisibilizadas y necesitamos que el Estado garantice su erradicación al mismo tiempo que asegure que el parto respetado es un derecho para mujeres y personas gestantes”, recordó Paulina Sánchez, directora del Observatorio de Violencia Obstétrica de Chile.

A través de sus redes sociales, las representantes de las organizaciones convocaron a sumarse, organizarse y movilizarse para que se asegure que la propuesta sea parte de la nueva Constitución.

Para conocer la iniciativa y apoyarla, ingresar al siguiente link: https://iniciativas.chileconvencion.cl/m/iniciativa_popular/o/45166


Comparte ✌️

Comenta 💬