Realizarán acto para exigir que se esclarezca la muerte del artista Óscar Gálvez Escudero

104

oscar-galvez

Con un acto cultural programado para este domingo 26 de octubre en la Pérgola de la Plaza Victoria de Valparaíso, los familiares y amigos del maestro de yoga Óscar Gálvez Escudero, quien resultara muerto al interior de la Academia Miri Piri de la India en 2010, recordarán por cuarto año consecutivo al joven porteño y exigirán al Estado chileno que preste el apoyo necesario para esclarecer las circunstancias de su lamentable deceso.

La actividad organizada por el colectivo “En son de la verdad”, y que contará con la presencia de artistas musicales y callejeros porteños, dará inicio a eso de las 16:00 y planea extenderse durante toda la tarde.

Recordemos que en torno a este emblemático caso, la Fiscalía de Valparaíso logró establecer la existencia de una serie de contradicciones en los informes emitidos por las autoridades asiáticas, como también la inexplicable ausencia del corazón, riñones y próstata del occiso una vez devuelto al país. El Estado, sin embargo, se ha negado a costear un abogado para que la familia pueda recurrir a tribunales extranjeros y formalice un proceso judicial por homicidio.

Según la versión oficial de la policía de Amritsar, una ciudad predominantemente sikh de la India, el joven Óscar falleció por “causas naturales”. Documentos que se encuentran en poder de la Cancillería chilena, relativos a la declaración policial del director de la Academia Miri Piri, Naringer Singh Bedi, señalan que el cuerpo del chileno fue encontrado en el baño de un albergue de jóvenes al interior de la Academia, el 26 de octubre de 2010.

Mientras que la primera autopsia fijó la data de muerte a las 11 pm., la declaración de Naringer sostiene que fue avisado telefónicamente del hallazgo “cerca de las 10 pm.”, luego de lo cual llegó al sitio del suceso y vio “que el cadáver de Óscar Fernando estaba echando espuma en el baño, desnudo”.

Relacionado:  A una semana del inicio de Alimentos Para Chile, el Gobierno ha entregado solo el 5% de las cajas comprometidas

“Falleció por muerte natural y no hay nadie culpable y nadie es sospechoso en este caso”, versa la declaración del director de la Academia, registrada por la policía a las 12:35 horas de la madrugada del mismo día, es decir, cuando el cuerpo del joven todavía no era sometido a exámenes forenses. La policía india arribó finalmente a la misma conclusión de Naringer Singh Bedi.

Las dudas crecerían meses después en Chile, cuando el cuerpo fue devuelto a la familia. La doctora Alejandra Moreira del Servicio Médico Legal (SML) constató la ausencia de órganos vitales del occiso, incluida una extraña incisión quirúrgica de 14 centímetros en el muslo derecho.

También se identificó un golpe por objeto contundente en la zona occipital del cráneo de Óscar, cerca de la nuca, hecho que no figura en la autopsia practicada por el profesor del Colegio Médico de Amritsar, doctor Arun Puri, quien sólo indicó la existencia de un supuesto golpe en la zona frontal de la cabeza.

Para la familia no ha pasado desapercibida la similitud que este caso tiene con el de Gurkiren Kaur Loyal, una niña británica de ocho años que falleció por “deshidratación” y cuyo cadáver también volvió sin órganos desde la India. La familia de la muchacha de religión sikh asegura que Gurkiren fue asesinada por medio de una inyección, y que detrás de su muerte se encuentra una mafia dedicada a la venta ilícita de órganos.

Matías Rojas