“Agresores de mujeres, fuera de cargos públicos”: la campaña que alerta sobre candidatos con antecedentes de violencia de género

“Lo que nosotras pretendemos es que las mujeres votemos informadas, sepamos por quiénes estamos votando y no permitamos que agresores de mujeres nos digan cómo vivir, hagan leyes o pretendan ser gobernadores de nuestras localidades”, indicó Lorena Astudillo, abogada y vocera de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

A raíz de la serie de agresiones perpetradas por diversos actores políticos, la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres impulsa la campaña en redes sociales Agresores de mujeres, fuera de cargos públicos, la cual pretende visibilizar y alertar sobre aquellos candidatos y aspirantes a cargos públicos con antecedentes de violencia de género.

La iniciativa se enmarca en el contexto de la campaña Cuidado, el machismo mata, que viene promoviendo la organización desde 2007 y a través de la cual se busca instalar diferentes instancias y manifestaciones que adviertan sobre la violencia hacia las mujeres.

Respecto a los objetivos principales de la iniciativa, Lorena Astudillo, abogada y vocera de la Red Chilena, comentó a El Ciudadano que estos consisten en “Visibilizar que están ocupando cargos de poder, de representación popular o cargos públicos, hombres que habían ejercido violencia hacia sus parejas o en general tenían antecedentes de violencia, y parecía que quedaban en total impunidad”.

Entre los candidatos que figuran hasta ahora se encuentran Ricardo Rincón, ex diputado DC, quien tiene una sentencia por violencia intrafamiliar y que la semana pasada inscribió su candidatura para Gobernador por la región de O’Higgins como independiente. Por otro lado, Álvaro Ortiz Vera (DC), ex concejal y actual alcalde de Concepción, quien está condenado igualmente por violencia intrafamiliar y se encuentra postulando a la reelección.

Asimismo está el caso de, Mario Gierke (independiente), actual alcalde de Cabrero y quien en 2017 fue imputado por el Ministerio Público como autor del delito consumado de lesiones menos graves de su cónyuge, en contexto de violencia intrafamiliar.

El tratamiento minucioso de los antecedentes

Dentro de esta iniciativa, la Red Chilena ha visibilizado tanto candidatos que cuentan con condenas como quienes no, pues de acuerdo con la organización, las acusaciones expuestas tienen fundamentos. Al respecto, Astudillo comenta que es crucial el tratamiento cuidadoso y a fondo de los antecedentes. Esto, sumado al hecho de que Chile es un país en el que se “requiere contar con muchas pruebas”, para que situaciones de violencia de género tengan credibilidad.

Todo tipo de antecedentes que a nosotras nos llegan, los tomamos con seriedad, los revisamos, los analizamos y si es necesario hacerlo público, por supuesto que lo hacemos. Hasta ahora nunca hemos hecho una denuncia pública sin contar con antecedentes serios,”, señaló la abogada feminista.

Asimismo, la vocera enfatizó en que la iniciativa no se trata de una “cacería de brujos” de aquellos agresores que actualmente pretenden seguir ocupando cargos públicos, sino que fomentar y asegurar el voto informado y consciente de las mujeres.

Lo que nosotras pretendemos es que las mujeres votemos informadas, sepamos por quiénes estamos votando y no permitamos que agresores de mujeres nos digan cómo vivir, hagan leyes o pretendan ser gobernadores de nuestras localidades”, puntualizó Astudillo.

En este sentido, Astudillo destacó del mismo modo la importancia de las organizaciones locales y territoriales, quienes desde su mirada son las principales que deben estar alerta y atentas respecto de quienes pretenden mantenerse en sus cargos públicos.

No es posible que hombres machistas que además agreden a mujeres tengan cargos de poder, de toma de decisión y además de decirnos a nosotras cómo tenemos que vivir, a nosotras eso nos parece impresentable.”, expresó la abogada feminista.

La importancia de la sanción social

La vocera señaló que es difícil hacer algún llamado a la justicia chilena respecto a esta situación, puesto que la violencia de género no se encuentra tipificada como tal, a diferencia del femicidio o la violencia intrafamiliar.

“Hay que entender que hay un contrasentido, porque quienes debieran generar ciertas legislaciones, por ejemplo, que impidan que los agresores ocupen cargos públicos, son los legisladores, ellos son los que debieran hacer estas leyes para impedirlo. Sin embargo, ya hemos visto que han existido legisladores que son agresores de mujeres, y que están haciendo leyes”, explicó la abogada.

En esta misma línea, Astudillo hizo hincapié en lo cruciales que son las organizaciones locales en estas instancias y lo que hacen desde sus respectivos territorios para identificar quiénes son los agresores. Además, puntualizó en la obligación de observar nuestros propios espacios en nuestra comunidad para no permitir esa clase de situaciones.

“Nosotras llamamos a que seamos las mujeres quienes en este ejercicio de votar por ciertas personas tengamos siempre aquella necesidad de observar quiénes son, y por supuesto sancionar socialmente, sancionar con el ejercicio del voto a aquellos que pretenden postularse, porque de la justicia chilena, que tienen que basarse en leyes hechas por parlamentarios que también sabemos son agresores de mujeres, no podemos esperar mucho”, destacó Astudillo.

Compártelo

Comentarios