Se mantiene el 1 de marzo como fecha de inicio

Retorno a clases será voluntario por cada apoderado: La Moneda y Colegio de Profesores llegan a un acuerdo bajo críticas de la ciudadanía

La reunión en la que participaron Sebastián Piñera, el Colegio de Profesoras y Profesores, la Defensoría de la Niñez, entre otros actores, finalizó con disposición a mantener el inicio de clases el 1 de marzo, el cual será "gradual" y "voluntario".
Publicado en

Chile / Educación / Portada

0 0


Sebastián Piñera desde La Moneda luego de reunión sobre retorno a clases (Agencia Uno)

Durante este martes se reunieron en La Moneda el presidente Sebastián Piñera, el Colegio de Profesoras y Profesores, y la Defensoría de la Niñez, entre otros actores, con el objetivo de abordar el retorno a clases presenciales, a raíz de la serie de controversias y cruces de declaraciones surgidos al respecto.

La instancia en la que también participaron el Colegio Médico y los ministros de Educación y Salud, Raúl Figueroa y Enrique Paris, concluyó con acuerdo, según las declaraciones de Sebastián Piñera y el presidente del Magisterio, Carlos Díaz.

En el punto de prensa realizado en La Moneda, Piñera reiteró que el retorno a clases será el 1 marzo, remarcando que este será “voluntario, gradual, flexible y seguro“.

Respecto de la fecha de inicio, el mandatario enfatizó, de manera muy similar al ministro Figueroa en declaraciones anteriores, que no será la totalidad de las y los estudiantes quienes entren a clases presenciales.

“El proceso va ser gradual. Este proceso comienza el primero de marzo, no es que los 3,5 millones de niños y estudiantes van a ir a clases“, precisó.

Asimismo, señaló que serán los padres y apoderados quienes decidirán en qué momento sus hijos e hijas volverán a clases, pero que para ello se necesita de la disposición de todos los establecimientos.

“En palabras simples, no va a ser ni el presidente del Gobierno ni el presidente del Colegio de Profesores ni ninguna autoridad, sino que los padres y apoderados los que van a decidir libremente cuando enviar a sus hijos a las escuelas y colegios (…) Para eso van a requerir el apoyo, la información de todos los liderazgos que seamos capaces de reunir. Reitero, el regreso a clases será voluntario por cada apoderado”, manifestó Piñera.

“Para que los padres puedan ejercer está libertad, los colegios deben estar abiertos y disponibles“, puntualizó.

En sus declaraciones, el mandatario destacó que “a día de hoy ya se han vacunado más de 128 mil profesores y trabajadores de la educación”.

“Ya se han vacunado más del 75% de los funcionarios de la educación mayores de 60 años”, aseveró.

Mesas de trabajo

Por su parte, Carlos Díaz valoró que la mayoría de los y las asistentes a la reunión hayan estado de acuerdo con los puntos planteados por el gremio, entre los cuales figura la creación de mesas de trabajo y participación a nivel comunal, para que las propias comunidades educativas sean quienes decidan las fechas del retorno presencial a clases.

Resaltó la inclusión del COVID-19 a la lista de enfermedades que cubre el seguro escolar, y se mostró positivo respecto a que el regreso a clases “ya no será un decreto“, sino decisión de las comunidades.

Las críticas frente al acuerdo

A pesar de que la reunión entre Piñera y el gremio haya concluído en buenos términos, el acuerdo entre ambas partes no estuvo exento de críticas en redes sociales.

Entre los cuestionamientos de la comunidad, usuarios señalan que la voluntariedad en la decisión de enviar a sus hijos e hijas a clases será “sólo para algunos“, y además implica una medida ambigua por parte del Gobierno que no necesariamente asegurará la salud de los niños y niñas.

Asimismo, otra de las preocupaciones radica en la duda sobre el cumplimiento real de los acuerdos y las medidas sanitarias comprometidas.

En relación a esta incertidumbre, el presidente del Magisterio señaló que “indudablemente tenemos que estar alerta” y “seguir fiscalizando que estos acuerdos se lleven a la práctica”.

Carlos Díaz aseguró que desde este miércoles empezaran con las coordinaciones necesarias para poner en marcha las mesas comunales.

“No tenemos que bajar la guardia. Tenemos que exigir que lo que se ha comunicado públicamente efectivamente se cumpla”, sentenció.

Compártelo

Comentarios