Revelan existencia de facturas duplicadas por US$ 200 millones en compras del Ejército

Según un reportaje de Biobiochile.cl, Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile (FAMAE) aparece con 44 documentos duplicados por US$ 83 millones.

Revelan existencia de facturas duplicadas por US$ 200 millones en compras del Ejército

Autor: Felipe Menares

Presuntas facturas duplicadas por hasta 200 millones de dólares en la contabilidad del Ejército.  Esos son los documentos que actualmente investiga el Ministerio Público y la Justicia Militar, relacionados con operaciones de venta de armas a través de Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile (FAMAE) y empresas extranjeras.

Según un reportaje de Biobiochile.cl, un informe confidencial de la Policía de Investigaciones (PDI) establece que sólo en la institución castrense hay 44 facturas duplicadas por un total de US$ 83 millones, emitidas entre los años 2008 y 2015. Las eventuales operaciones fraudulentas quedaron al descubierto al indagar pagos irregulares a favor de la empresa chilena Capellán, una proveedora automotriz.

Con estos antecedentes, indica el reportaje, el Ejército comenzó una investigación interna el pasado 28 de junio por la adquisición de camiones Mercedes Benz a Comercial Kaufmann, compañía que figura en un primer reporte de la PDI con 12 facturas duplicadas, por un monto que asciende a los US$ 20 millones de dólares.

Romy Rutherford.

Sé que FAMAE le compraba (repuestos) a Capellán y luego los entregaba al Ejército por un precio mayor. En ciertos casos, se encargaban reparaciones a FAMAE, pero no se realizaban”, declaró en agosto de 2017 el suboficial en retiro Claudio González, ante la ministra en visita civil de la Corte Marcial, Romy Rutherford.

Cuando la jueza visitó la División de Adquisiciones del Ejército (DIVAE), no pudo encontrar todos los documentos que buscaba, relacionados con compras militares. El general de brigada Germán Schell no pudo explicar por qué algunas facturas y órdenes de compra desaparecieron de la bodega.

Pese a la falta de antecedentes, la ministra Rutherford recibió del director de FAMAE, general Rony Jara, y del entonces jefe del Estado Mayor, general Ricardo Martínez, hoy comandante en jefe del Ejército, información sobre las compras de la maestranza a las empresas Capellán y Repuestos Automotrices Limitada. La magistrada también recibió copia de los decretos supremos reservados del Ministerio de Defensa.

La ministra decidió acudir a las dependencias de FAMAE ubicadas en la comuna de Talagante. El fiscal de la empresa, Óscar Jara, admitió que la maestranza castrense ejecuta compras a empresas recomendadas directamente por oficiales del Ejército. En esa visita, la jueza también confirmó que estaban destruidos todos los documentos con más de 5 años de antigüedad, acción permitida una ley aprobada en dictadura.

Cuando Rutherford interrogó al coronel en retiro Clovis Montero, quien se desempeñaba como tesorero del Estado Mayor del Ejército, pudo confirmar que “en el sistema Sifie se pueden ingresar facturas más de una vez”, según revela el reportaje de Bío Bío. Sin embargo, el uniformado acotó que “de lo que se ingresó dos veces no quedó registro”.

En su indagatoria, la ministra Rutherford visitó la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas y se entrevistó con el jefe de la Unidad de Administración Financiera de Capacidades Estratégicas de la Defensa, Gian Franco Suil. El funcionario admitió que su unidad se encarga de revisar las adquisiciones bélicas, pero descartó que puedan advertir si el proceso de licitación estaba libre de corrupción.

Instalaciones de FAMAE en Talagante.

A mediados de 2017, el Ejército envió las planillas con el registro de las compras de armas del país entre los años 2008 y 2015. El análisis pericial detectó operaciones por US$ 661 millones, realizadas a través de 147 proveedores. Casi un tercio de las operaciones correspondió a facturas duplicadas de 10 compañías.

FAMAE encabezó la nómina con 44 documentos duplicados, por US$ 83 millones. Con cuatro facturas apareció Eurocopter Chile, por un monto de US$ 29 millones. Comercial Kaufmann obtuvo US$ 20 millones, mientras que Arcomet y Miguel Quezada Leal e Ingeniería de Protección Limitada figuraron con instrumentos duplicados entre los 2 y 7 millones de dólares.

Respecto de empresas internacionales, fueron detectados US$ 22 millones para Elbit Systems Land and C4 Tadiran de Israel y US$ 19 millones para Rafael Advance Defense System, originaria del mismo país. En tanto, para la estadounidense BAE Systems Land & Armaments se detectaron documentos por entre 2 y 7 millones de dólares.


Comenta



Busca en El Ciudadano