Trabajadores del Colegio Boston College de Maipú realizan #ApagonVirtual para exigir respeto a los acuerdos del contrato colectivo y condiciones de trabajo dignas en tiempos de virtualidad

"Del profesorado ha existido siempre la voluntad y el espíritu de diálogo, como una manera de llegar a acuerdos, considerando estos actos radicales, como lo es el cese de actividades y la no realización de clases, como último recurso para hacer visibles nuestras demandas, sin embargo, Fundación Boston Educa nos ha cerrado todas las puertas, dificultando toda posibilidad de comunicación", señalaron los trabajadores.
Publicado en

Chile / Educación / Portada

0 0


Los integrantes del Sindicato único de trabajadores del Colegio Boston College de Maipú realizan un apagón virtual para exigir respeto a los acuerdos pactados y condiciones de trabajo dignas en estos tiempos de virtualidad.

A través de un comunicado, indicaron que han detectado serias anomalías en las remuneraciones de los y las profesoras que se vienen arrastrando del año pasado, lo que supone una vulneración a los acuerdos legales pactados en el contrato colectivo.

Señalaron que han realizado innumerables solicitudes para mantener conversaciones con los representantes de Fundación Boston Educa, pero éstos han hecho caso omiso.

A lo que se suma la negación absoluta y categórica del pago de internet por parte de la fundación, un insumo esencial en tiempos de pandemia para poder cumplir sus funciones.

A continuación el comunicado íntegro

COMUNICADO SINDICATO BOSTON COLLEGE MAIPÚ

Hoy, jueves 01 de abril del año en curso, informamos a nuestra comunidad que hemos detectado serias anomalías en las remuneraciones de los y las profesoras principalmente, que se vienen arrastrando del año pasado, vulnerando impunemente acuerdos legales pactados en nuestro contrato colectivo. Ha existido de nuestra parte, innumerables solicitudes para mantener conversaciones con los representantes de Fundación Boston Educa, quienes han hecho oídos sordos, negándose a esa instancia y simplemente ignorando nuestras peticiones.

A lo anterior, se suma el hecho de la negación absoluta y categórica del pago de internet por parte de nuestro empleador, insumo que debe ser proporcionado por el establecimiento, pues en tiempos de cuarentena es esencial para llevar a cabo nuestra labor y que, en la actualidad, es financiado en su totalidad por los y las docentes, sin considerar que este insumo es de nuestra “propiedad”, y por lo tanto hacer clases ha sido un acto voluntario hasta ahora.

Del profesorado ha existido siempre la voluntad y el espíritu de diálogo, como una manera de llegar a acuerdos, considerando estos actos radicales, como lo es el cese de actividades y la no realización de clases, como último recurso para hacer visibles nuestras demandas, sin embargo, Fundación Boston Educa nos ha cerrado todas las puertas, dificultando toda posibilidad de comunicación.

Los padres, apoderados y estudiantes que conocen nuestra trayectoria y que han sido, incluso, parte de ella, saben de nuestra calidad humana y del profundo cariño que profesamos por nuestros estudiantes. Es por eso que en tiempos tan difíciles, como los que corren, hemos demandado de un esfuerzo adicional por parte de Fundación Boston Educa, como lo es el asegurar la conexión a internet por parte de los docentes, para cumplir con el horario propuesto a nuestros estudiantes, recurso que se nos ha sido negado el año pasado y que visualizamos que este año correremos la misma suerte.

En el colegio no solo se enseña de números, de fórmulas químicas y de literatura, sino que también se educa en amor, para la vida y para formar ciudadanos de bien, por lo que creemos firmemente que exigir lo justo es un acto de dignidad que, sin duda, queremos dejar como un bello legado a nuestros niños y adolescentes. Ese ha sido, justamente el espíritu que siempre nos ha impulsado.

¡Por el buen vivir, porque esta educación nos enferma a todos y todas, hoy decimos basta, la dignidad debe ser costumbre!

Compártelo

Comentarios