Werken Luis Melinao: “La tarea que tenemos como comunidad es recuperar el territorio”

Comunidad Wente Winkul Mapu presentó una querella contra quienes resulten responsables del ataque armado que el pasado 12 de septiembre dejó herido de bala a un menor mapuche de 13 años.

Por Opazo

0 0


Vía Aukin

El pasado viernes 25 de septiembre, la comunidad Wente Winkul Mapu de Ercilla presentó una querella contra quienes resulten responsables del ataque armado que el pasado 12 de septiembre dejó herido de bala a un menor mapuche de 13 años al interior del fundo Nahuel, en la ruta que conecta Collipulli con Curaco, en la provincia de Malleco, en el marco de una recuperación de tierras emprendida por dicha comunidad.

Aquel día, según da cuenta la acción legal presentada en el Juzgado de Garantía de Collipulli, alrededor de las 22 horas, el menor de iniciales J.A.L.P. se encontraba jugando junto a siete niños de entre 7 y 15 años. Él estaba más cerca del portón de ingreso al predio, mientras los mayores del grupo preparaban comida para el grupo congregado, a unos 10 metros de distancia del lugar donde los niños jugaban.

Fue en ese momento que vieron desplazarse, lentamente, por la ruta antes indicada, a un vehículo marca Hyundai, del cual se profieren gritos que no lograron entender. El vehículo se desplazaba en dirección Collipulli a Curaco.

“Fue allí que los niños escucharon un ruido extraño, como el sonido que produce una rama al romperse. El menor (la víctima) caminó un par de metros a reunirse con los otros niños, les dice me dispararon y cayó al suelo. Trató de desplazarse, arrastrándose, mientras los otros niños pensaban que era una broma más de su amigo”, detalla la querella patrocinada por el abogado Nelson Miranda Urrutia.

Tras ser herido, el menor fue trasladado hasta el hospital de Collipulli, donde ingresó con una herida de bala de carácter grave. Tras ser estabilizado fue derivado, de manera urgente, hasta el Hospital Regional de Temuco para someterlo a cirugía. Allí fue diagnosticado con “herida penetrante por arma de fuego con perforación intestinal”.

“Hay que tener claro que el menor de edad ingresó con una herida de bala. Estamos hablando de un proyectil que pudo causarle la muerte. Hay indicios para intentar conseguir una prueba determinante que permita dar con los autores de este homicidio calificado frustrado”, explicó Miranda en diálogo con Aukin.

Los indicios a los que se refiere el abogado patrocinante se detallan en la querella a la que tuvo acceso Aukin. En dicha acción legal se solicita que la investigación sea llevada adelante de manera preferente por la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones de Chile. De igual manera se exige oficiar a Carabineros y a la PDI para que “soliciten la copia de los registros de cámaras de vigilancia en el sector comprendido entre el ingreso de Collipulli desde y hacia la localidad de Curaco, sean estos registros de instalaciones públicas o privadas, en el lapso de horario que va entre las 21.00 y 23.00 horas del día sábado 12 de septiembre”.

Esto, con la finalidad de poder identificar el vehículo sospechoso desde donde habría salido el disparo.

Recuperación territorial

La Wente Winkul Mapu lleva varias semanas desarrollando un proceso de recuperación territorial al interior del Fundo Nahuel, predio de 450 hectáreas ubicado a un costado de la ruta que une Collipulli con Curaco. Es parte de la demanda de 2.500 hectáreas que posee la comunidad, compuesta por 25 familias mapuche.

A juicio del werken Luis Melinao, este tipo de ataques busca infundir el miedo de los comuneros para detener el proceso de recuperación de tierras. Sin embargo, el dirigente es categórico en señalar que el proceso no se detendrá pese a estos actos de amedrentamiento.

“Nosotros estamos acostumbrados a esto. Nosotros no vamos a parar, vamos a seguir con nuestra recuperación. La tarea que tenemos como comunidad, en conjunto con las familias y los niños, es recuperar el territorio. No tenemos miedo”, dijo Melinao.

En tanto, Beatriz Painecura, madre del menor baleado, indicó que con la querella “esperamos tener justicia”, añadiendo que a su juicio detrás de este ataque podría “estar carabineros, la PDI o los mismos funderos de la zona”.

Compártelo

Comentarios