Así es el modelo más austral del mundo de un péndulo de Foucault, en la costanera de Valdivia

1090
Para el observador terrestre, el balanceo de un péndulo de Foucault parece un movimiento rotatorio, pero esto es una ilusión.

El sitio estadounidense Atlas Obscura, que se dedica a difundir lugares del mundo con una mirada original, dedicó una nota al gran péndulo de Foucault, situado en la avenida Arturo Prat de Valdivia, Chile, frente al Centro de Estudios Científicos (CECs).

El gran péndulo, que enriquece el paseo de la llamada «costanera científica», fue creado por el físico español Miguel Cabrerizo en 2007. Es mucho más que un monumento estático o decorativo; es un objeto dinámico, basado en los trabajos del científico francés Léon Foucault, del siglo XIX, quien se propuso demostrar visualmente que la Tierra gira alrededor de su eje. En el Panteón de París hay una réplica anterior del Péndulo de Foucault, original de 1851.

Para el observador terrestre, el balanceo de un péndulo de Foucault parece un movimiento rotatorio, pero esto es una ilusión. En realidad, la oscilación del péndulo se mantiene en un plano constante en relación con el espacio, mientras es la Tierra la que está girando, explica el colaborador Capemash para Atlas Obscura.

También se puede admirar sus materiales, diseño y estructura, enmarcados en una especie de faro de vidrio.

A diferencia del que hay en París, que parece girar en el sentido de las agujas del reloj, el modelo del hemisferio sur parece avanzar una fracción en sentido antihorario con cada movimiento oscilante. Hipotéticamente, si hubiera un péndulo de Foucault en el ecuador, parecería balancearse hacia atrás y adelante en un solo plano, sin percibirse una rotación.

Aunque en 2001 se erigió un modelo temporal en el Polo Sur, a casi 40° sur, actualmente el de Valdivia es el más meridional del mundo. El movimiento de este péndulo parece completar una rotación de 360° cada 36 horas -en sentido contrario a las agujas del reloj. Pero este hecho se puede verificar más o menos en el tiempo que toma pasear por la feria fluvial y el mercado (o almorzar en el mercado), ya que aproximadamente en una hora ocurre un cambio de 10° en el plano de oscilación relativo a la Tierra.

Relacionado:  Covid-19: Agrupaciones reiteran llamado a implementar medidas especiales para personas con algún grado de dependencia

Si la física del péndulo de Foucault resulta complicada o poco interesante para algunos, también se puede admirar sus materiales, diseño y estructura, enmarcados en una especie de faro de vidrio. La antigua lámpara que lo corona  es de poca utilidad en el presente, puesto que hoy solo hay pequeñas embarcaciones de paseo en el río Calle Calle, pero en el pasado sí se usó para guiar a los barcos en la bahía de Corral.

Por Atlas Obscura. Traducción libre de El Ciudadano