China creó un tiburón robótico para fines militares

El tiburón puede viajar hasta 2 kilómetros y sumergirse a una profundidad de casi 300 metros

Las grandes potencias del mundo tecnológico no escatiman recursos y esfuerzos para liderar el mercado y, por qué no, conquistar todos los terrenos, el aire a partir de los drones, la tierra con los llamados hubots y, recientemente, el agua con robots que pueden ser de mucha utilidad en términos belicistas.

Bajo esa filosofía la empresa China de tecnología acuática Robosea, mostró un nuevo robot submarino que tiene el aspecto de un tiburón y puede ser usado con fines militares.

La presentación de esta novedosa tecnología tuvo lugar durante el evento Consumer Electronics Show 2020 (CES), que se celebró entre los días 7 y 10 de enero en Las Vegas (EE.UU.).

Se trata de un vehículo submarino autónomo, llamado Robo-Shark, que puede ser configurado y sincronizado con cualquier cámara, sensor o dispositivo de comunicación. Además, se mueve casi en silencio, sabe evitar obstáculos y puede resistir olas pequeñas y medianas, lo que le permite llevar a cabo tareas de vigilancia secreta.

El tiburón pesa 75 kilogramos y tiene una longitud de 2,2 metros, se alimenta de una batería de litio de 24 Ah que le proporciona una autonomía de hasta dos horas.

De acuerdo con los fabricantes, el tiburón puede viajar hasta 2 kilómetros y sumergirse a una profundidad de casi 300 metros. Sin embargo, no nada muy rápido, ya que solo puede alcanzar una velocidad de unos 18 kilómetros por hora.

El robot toma al tiburón real como prototipo, con el movimiento generado por la aleta caudal de tres articulaciones en lugar de la hélice que puede reducir efectivamente el ruido causado por la operación y también reduce el consumo de energía.

Lo último en drones

En los últimos años el desarrollo de drones que imitan a animales ha llegado a niveles inimaginables. Una muestra de ello es este tiburón robótico, que es además un espía indetectable.

Hay quienes aseguran que cada vez más los drones se acercan a convertirse en esos terrible robots asesinos que tanto temía Stephen Hawking.

En principio, Robo-Shark fue anunciado durante una exposición militar en Pekín. Este tiburón robotizado de reconocimiento subacuático era capaz de sumergirse a una profundidad de 150 metros, actualmente ofrece mejores prestaciones.

Según destacan los fabricantes, este tiburón sería totalmente invisible para radares, a la par que sería parte de una nueva generación de drones veloces, con gran capacidad de carga y bajo nivel de ruido en su operación.

El pez robótico, además, puede transportar hasta 20 kilogramos de carga y se controla de forma remota desde una estación base terrestre, mediante lo que parece ser un controlador Xbox 360 modificado.

Según la compañía, el Robo-Shark será muy útil para misiones que involucren el seguimiento de objetivos a alta velocidad y el cierre rápido de distancias, reseño portal web RT.

La evitación completa de obstáculos la logra por un sistema omnidireccional, el cual permite evitar obstáculos a bordo y se mejora la seguridad de moverse automáticamente en el agua.

Especificaciones técnicas

De acuerdo con el portal de Robosea, este robot dispone de una aleta caudal de articulaciones múltiples, con lo que puede reducir el ruido. En consecuencia, el efecto sobre el medio ambiente del agua es menor.

La evitación completa de obstáculos la logra por un sistema omnidireccional, el cual permite  evitar obstáculos a bordo y se mejora la seguridad de moverse automáticamente en el agua.

Otra ventaja es su compatibilidad, pues dispone de un espacio considerable; dentro del robot hay un vacío para transportar los complementos. De hecho, puede ir con varios protocolos de comunicación para satisfacer sus necesidades.

“ROBO-SHARK es una plataforma robótica submarina biónica utilizada en el océano con alta velocidad y bajo ruido. Gracias a su característica de poder rastrear el objetivo rápidamente, ROBO-SHARK puede realizar misiones como cerrar rápidamente, navegar con alta fuerza móvil”, destaca la empresa.

 El robot toma al tiburón real como prototipo, con el movimiento generado por la aleta caudal de tres articulaciones en lugar de la hélice que puede reducir efectivamente el ruido causado por la operación y también reduce el consumo de energía.

La carcasa está hecha de material absorbente de sonido que hace que se pueda disfrazar fácilmente. Con el movimiento generado por la aleta caudal, ROBO-SHARK puede viajar a una velocidad de hasta 10 nudos.

Sigue leyendo:

Compártelo

Comentarios