Científicos chilenos descubren importantes claves para comprender la formación de las galaxias

93

observatorio las campanas
Observatorio Las Campanas, III Región, Chile

Científicos chilenos resolvieron el origen y la historia de la formación estelar de la Galaxia Carina, que está a 300 años luz de la Tierra.

Los astrónomos Felipe Santana y Ricardo Muñoz demostraron que la formación estelar –adyacente a la Vía Láctea– ocurrió en dos eventos importantes: uno que abarcó toda la extensión de esta galaxia y otro más cercano a su núcleo, que completó el proceso mil millones de años más tarde, informa el Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines.

Antes de esta investigación se pensaba que la historia de la galaxia esferoidal Carina dependía del acercamiento con la Vía Láctea, pero el reciente estudio muestra «exactamente lo contrario» y que su evolución se debió a «procesos internos», explican los científicos.

“Nuestro análisis mostró que después de formarse esta galaxia enana (Carina), empezaron a morir sus primeras estrellas, las que explotaron en forma de supernovas que desplegaron una cantidad enorme de energía al medio que las rodeaba. Dicha energía se traspasó al gas que había dentro de la galaxia, el que se calentó y expandió”, dice en un comunicado Ricardo Muñoz, astrónomo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, investigador del Centro de Astrofísica CATA y uno de los conductores del estudio.

galaxia carina
Galaxia enana Carina. Fuente: CATA/DAS

Como explica Muñoz, luego de este primer evento y debido a las altas temperaturas del gas, la galaxia incipiente se mantuvo inactiva. Cuando el gas se enfrió, después más de mil millones de años, éste se concentró al centro, donde comenzó el segundo proceso, en el que se formaron estrellas por unos 5 mil millones de años más.

Relacionado:  Kanye West anunció su candidatura a la presidencia de Estados Unidos

En su informe, publicado en la revista The Astrophysical Journal, los autores explican que la formación estelar (star-formation history/SFH) de Carina evolucionó independientemente de la llamada ‘fuerza de marea’ de la Vía Láctea. Esto se fundamenta en que Carina es una galaxia joven, comparada con la nuestra, y en que su metalicidad (cantidad de elementos pesados que el helio de las estrellas) es menor.

Las galaxias pequeñas como Carina orbitan alrededor de la Vía Láctea y el trabajo de los astrofísicos revela piezas importantes para ayudar a comprender el origen de nuestra propia galaxia. «La teoría indica que a partir de este tipo de objetos se formó la Vía Láctea, y reconstruyendo el pasado de estas galaxias enanas podemos reconstruir la historia de formación de nuestro propio ambiente”, Explica Felipe Santana, investigador de la FCFM de la U. de Chile y del Centro de Astrofísica CATA y coautor del estudio.

Las conclusiones de Muñoz y Santana son producto de dos años de trabajo y sus observaciones fueron realizadas a través de telescopio Magallanes II, del Observatorio de las Campanas (III Región de Chile), operado por el Instituto de Ciencias Carnegie (Washington, EEUU) y otras instituciones internacionales de investigación científica.

 

El Ciudadano