Ciencia

Científicos descubren que a los chimpancés les gusta «ser curaos» en grupo

La ciencia ha descubierto que a los chimpancés les gusta beber savia fermentada en forma grupal y emborracharse a propósito, Este estudio se realizó en la Universidad Oxford Brookes.

Chimpancé

Una de las cosas que se aprenden en la adultez, es «a chupar»: Una cervecita para el calor. Un vinito pal frío. Un fuerte pa pasar las penas y unas chelitas pa celebrar. Tomamos para «hacer la previa» y tomamos en el after. Si hay partido, hay que comprar «una cosita». Si vamos a comer -dependiendo si son carnes o mariscos- es bueno acompañar con un buen vino. Y pocas veces se nos olvida el bajativo. Las señoras se apuntan con una vaina. Los caballeros con un pisco sour. Si estamos nerviosos, un wiskacho pa relajarnos y se acabó el asunto. La cuestión es que el copete es parte de nuestra vida y así nos vamos.

Pues bien, resulta que no somos los únicos. Recientemente se ha descubierto que a los chimpancés también les gusta emborracharse en grupo. Esta información apareció publicada en Mirror, donde cuentan que un estudio científico reveló que los chimpancés tienen el hábito de utilizar hojas de donde extraen la savia fermentada del árbol de palma, la cual puede llegar a contener hasta 6.9% de alcohol. Por lo que podemos deducir que a estos monos les gusta «el fuerte».

Kimberley Hockings, doctora de la Universidad de Oxford Brookes, señaló:

Hemos observado repetidamente, individuos consumiendo savia de palma, casi siempre en grandes grupos, lo que sugiere que la ingestión accidental de alcohol es poco probable. Algunos chimpancés han llegado a consumir mucho, y mostraron signos de embriaguez.

En simple: Los monos arman mambo para tomar savia fermentada con sus amigotes y se vuelven simios en grupo ya que el ritual se trata de alternarse las hojas con savia, hasta que les toca nuevamente el turno. Algo así como «tomar a la americana».

Este comportamiento es muy similar al nuestro. No podemos olvidar los casos de monos que viven en las cercanías de hoteles y resorts, que merodean las mesas de los turistas para robar los restos que quedan en los vasos. En youtube hay varias muestras de estos casos de monos «buenos pa la chupeta». Aunque no deja de ser gracioso, hay comunidades de animalistas que están bien preocupados por estas conductas, ya que hay casos de estos animales que han desarrollado un alcoholismo severo. Además, también se han presentado casos de monas alcohólicas que quedan preñadas y que amamantan a sus crías, las que se ven expuestas al consumo de alcohol a través de la leche materna.

Compártelo

Comentarios