Científicos encuentran evidencia de la más extraordinaria y profunda reserva de agua en el planeta

Un mineral extraño ofreció evidencia de un gran depósito de agua que hasta ahora era desconocido y que se encuentra a mil kilómetros bajo el suelo terrestre, en el manto inferior del planeta.

diamante raro

Los relatos de ficción de Julio Verne sonbre un océano en las más oscuras profundidades de la Tierra, adquieren un nuevo sentido ante el descubrimiento de un grupo de científicos de la Universidad Jean Monnet, en Francia, quienes encontraron evidencia de que existen reservas de agua subterráneas a profundidades extraordinarias. El descubrimiento fue publicado en la revista New Scientist.

Steve Jacobsen, uno de los coautores de la investigación, señala que el descubrimiento demuestra la existencia de un reservorio de agua mucho mayor de lo que se pensaba hasta ahora, informa RT. Su profundidad es insólita, porque está a un tercio de la distancia que hay entre la capa externa de nuestro planeta y el núcleo, aproximadamente a mil kilómetros de profundidad.

Hace más de 90 millones de años un volcán arrojó un extraño diamante que fue encontrado cerca del río São Luiz, en Juína, Brasil. La estructura de la roca tiene características imperfectas que se originaron en los primeros momentos de su formación; una rara acumulación de minerales al interior del diamante que contienen iones del hidroxilo, un grupo funcional que proviene del agua. Esto, más la presencia de minerales propios del manto inferior terrestre, dieron la señal a los científicos para que pudieran determinar la profundidad de la reserva de agua.

El hallazgo permitirá a los investigadores comprender mejor el origen y la formación de las placas tectónicas y qué rol juega el agua en su proceso de formación y evolución, explican los autores. «Si [el agua] no estuviera ahí, es probable que estuviéramos todos sumergidos», dice Jacobsen, quien considera que, además, descubrimientos como éste ayudarían a entender cómo se formaron los océanos y la atmósfera terrestre.

El nuevo estudio sugiere nuevas formas de entender cómo se comporta el material de subducción de la Tierra, aun a estas profundidades, como dice Lydia Hallis, de la Universidad de Glasgow, Reino Unido: «Básicamente, esta investigación nos ayudará a entender mejor la manera en que nuestro planeta se recicla a sí mismo».

Fuente, RT, New Scientist

El Ciudadano