Estudio científico confirma que los perros reconocen las emociones humanas

Una investigación confirma científicamente lo que muchos amigos de las mascotas ya intuían: los perros pueden reconocer emociones en los humanos

BoyAndDog

Una investigación confirma científicamente lo que muchos amigos de las mascotas ya intuían: los perros pueden reconocer emociones en los humanos. Lo hacen combinando información de diferentes sentidos, una capacidad que nunca antes había sido observada científicamente en individuos no humanos.

Por primera vez los investigadores han constatado que los perros deben formarse representaciones mentales abstractas de estados emocionales positivos y negativos, y que cuando responden a las expresiones de las personas y otros perros, los comportamientos que muestran no son simplemente aprendidos.

La investigación es obra de expertos en comportamiento animal y psicólogos de la Universidad de Lincoln, en Reino Unido, y la Universidad de Sao Paulo en Brasil.

El equipo de Kun Guo y Daniel Mills ha constatado que los perros tienen la capacidad de integrar dos fuentes diferentes de información sensorial en una percepción coherente de emoción, leída tanto en humanos como en perros. Para hacer eso, necesitan un sistema de categorización interna de estados emocionales. Esta habilidad cognitiva, hasta ahora solo había sido demostrada en primates. Y solo se había comprobado que los Seres Humanos podían leer emociones en individuos de otra especie.

[Img #33155]

El estudio muestra que los perros pueden reconocer emociones humanas. (Foto: University of Lincoln)

Ha habido un largo debate sobre si los perros tienen esta habilidad. Muchos dueños de perros pueden recordar anécdotas sobre sus mascotas, en las que estos animales aparecen como muy sensibles a los estados de ánimo de los humanos en la familia. Sin embargo, hay una importante diferencia entre el comportamiento asociativo -como aprender a reaccionar de forma apropiada ante una voz enojada- y reconocer una serie de señales muy distintas que, en conjunto, indican una excitación emocional en otra voz. Los resultados del nuevo estudio son los primeros que muestran que los perros verdaderamente reconocen emociones en humanos y en otros perros.

Un dato importante es que los perros domésticos que participaron en los experimentos realizados en el estudio no recibieron un adiestramiento previo, ni vivieron un período de familiarización con los sujetos que veían en las imágenes o que escuchaban en el audio. Esto sugiere que la capacidad de los perros de combinar señales emocionales podría ser intrínseca. Como especie altamente social, dicha herramienta les habría sido ventajosa, y la detección de emociones en humanos podría haber sido incluso seleccionada a lo largo de generaciones de domesticación y crianza.

NCYT.

 

Compártelo

Comentarios