Cráneo de 6.000 años estudiado recientemente resultó ser de la víctima más antigua conocida de un tsunami

Una calavera encontrada en 1929 en Aitape, en el norte de Papúa Nueva Guinea, ha sido identificada como proveniente de la víctima más antigua conocida de un tsunami.

Cuando el geólogo Paul Hossfeld encontró el cráneo de Aitape, al principio se interesó porque pensó que pertenecía al Homo erectus, pero más tarde se lo identificó como un ser humano moderno que vivió hace aproximadamente 6.000 años. Los paleontólogos han seguido estudiándolo como uno de los primeros ejemplos de restos humanos de la región.

El Dr. Mark Golitko, de la Universidad de Notre Dame, Francia, consideró que el cráneo era lo suficientemente interesante como para ir hasta Aitape a examinar el lugar donde fue encontrado, buscando pruebas de lo que mató a este ser humano. “No sabemos exactamente dónde encontró Hossfeld el cráneo, pero creo que estábamos a 100 metros de la ubicación original según su descripción”, dijo Golitko en un comunicado.

La tecnología para los análisis ha mejorado mucho en 88 años, lo que permitió a Golitko y sus colaboradores estudiar la arena en la playa y las conchas depositadas allí. Los sedimentos en los que fue hallado el cráneo eran ricos en diatomeas, organismos marinos unicelulares cuyas conchas proporcionan una gran cantidad de información sobre la temperatura y la salinidad donde crecieron. Estas conchas se han roto de una manera que solo puede suceder en aguas de muy alta energía.

El tamaño de los granos del sedimento junto a la química local, apuntaban a un tsunami que habría arrastrado las diatomeas por tierra , pulverizándolas en el proceso. Papua Nueva Guinea ha sufrido varios tsunamis devastadores en las últimas décadas, incluido uno en Aitape que mató a 2.000 personas en 1998, lo que indica que el área también era sísmicamente inestable en ese momento.

Relacionado:  España: participación en elecciones generales se ubica en 37.92 por ciento

De hecho, la similitud entre los diversos sedimentos en que estaba el cráneo y los depositados en 1998 aumentaron la evidencia de que el hallazgo pertenecía a una víctima de un antiguo tsunami en la región. En la revista PLOS ONE, los autores argumentan que el cráneo era de alguien que fue asesinado y arrastrado en el tsunami, o que había muerto anteriormente y había sido enterrado cerca, donde el tsunami habría removido el sitio de la tumba, haciendo que el cráneo se mezclara con sedimentos.

Relacionado:  España: participación en elecciones generales se ubica en 37.92 por ciento

El cráneo pertenece a uno de los pocos períodos en los últimos millones de años en que los niveles del mar eran más altos que hoy. Esto significa que a pesar de que el cráneo se encontró bastante lejos del océano, el tsunami ocurrió en un momento en que la ubicación habría sido más vulnerable a las amenazas de las grandes olas.

Por IFLScience

El Ciudadano

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,277,801FansMe gusta
286,225SeguidoresSeguir
338,961SeguidoresSeguir
16,900SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos