Descubren en Canadá un enorme reptil que se alimentaba de dinosaurios

El Cryodrakon boreas

La criatura descubierta destaca por ser un reptil volador con una envergadura de hasta 10 metros de longitud.

Un enorme reptil de la prehistoria ha sido descubierto en Alberta, Canadá, y es catalogado como  una de las criaturas voladoras más grandes jamás descubiertas.

El espécimen ha sido llamado Cryodrakon boreas, y según las estimaciones vivió hace unos 77 millones de años.

Los expertos creen que este animal de grandes dimensiones pudo haberse alimentado de pequeños animales como lagartijas y pequeños dinosaurios.

Cryodrakon boreas fue un animal del grupo de pterosaurios azdárquidos (a menudo incorrectamente llamados ‘pterodáctilos’). Destaca por ser un reptil volador con una envergadura de hasta 10 metros de longitud.

Sus restos fueron descubiertos hace 30 años en Alberta, Canadá, pero los paleontólogos habían asumido que pertenecían a una especie de pterosaurio ya conocida descubierta en Texas, llamada Quetzalcoatlus.

Resultado de imagen para Cryodrakon boreas

Un reptil volador

De acuerdo con los investigadores, Cryodrakon boreas era otro reptil volador gigante, que pesaba hasta 550 libras y tenía una envergadura de hasta 34 pies.

En un estudio publicado en el Journal of Vertebrate Paleontology , los investigadores ahora han nombrado y descrito la nueva especie.

Tanto Quetzalcoatlus como Cryodrakon son tipos de azhdarchid, una familia de pterosaurios que vivió durante el período Cretácico tardío.

Estas criaturas tenían cuellos largos con forma de cigüeña. Si bien la mayoría de las especies eran extremadamente grandes, los investigadores identificaron recientemente una azhdarchid del tamaño de un gato.

David Hone, autor principal del estudio de la Universidad Queen Mary de Londres, dijo en un comunicado: “Este es un descubrimiento genial, sabíamos que este animal estaba aquí, pero ahora podemos demostrar que es diferente a otros azdárquidos y por eso recibe un nombre”. “

Aunque los restos, que consisten en un esqueleto que tiene parte de las alas, piernas, cuello y costillas, fueron asignados originalmente a Quetzalcoatlus, el estudio de esto y el material adicional descubierto a lo largo de los años muestra que es una especie diferente a la luz de la creciente comprensión de la diversidad azdárquida.

Los expertos creen que este animal de grandes dimensiones pudo haberse alimentado de pequeños animales como lagartijas y pequeños dinosaurios.

Sobre el hallazgo

El esqueleto principal es de un animal joven con una envergadura de unos 5 metros, pero un hueso del cuello gigante de otro espécimen sugiere que un animal adulto tendría una envergadura de unos 10 metros.

Esto hace que el Cryodrakon boreas sea comparable en tamaño a otros azdárquidos gigantes, incluido el Quetzalcoatlus texano, que podría alcanzar los 10,5 metros de envergadura y pesar alrededor de 250 kilos.

En el último estudio, David Hone  y sus colegas mostraron cómo los huesos del cuello en las especies recientemente identificadas son más cortos y anchos que en Quetzalcoatlus, mientras que Cryodrakon tiene un húmero más delgado.

“Realmente, tan pronto como comencé a mirar en detalle, estaba claro que había algunas diferencias entre los dos”, dijo a Newsweek .

Resultado de imagen para Cryodrakon boreas
Esqueleto del Cryodrakon boreas. América TV.

“Creo que un buen número de investigadores han sospechado lo mismo por un tiempo, pero sentarse para hacer el trabajo y entrar en detalles requiere tiempo”, agregó.

El equipo de investigadores aseguró que Cryodrakon y Quetzalcoatlus probablemente tenían un tamaño y constitución similares, con un rendimiento de vuelo y músculos similares.

Al parecer, estos animales  fueron depredadores y, debido a su tamaño de boca limitado, con el pico muy largo y delgado, se cree que tienden a comer presas pequeñas.

El esqueleto principal es de un animal joven con una envergadura de unos 5 metros, pero un hueso del cuello gigante de otro espécimen sugiere que un animal adulto tendría una envergadura de unos 10 metros.

¿El más grande?

Potencialmente, de este animal prehistórico podría haber  individuos más grandes, pero es poco probable encontrar evidencia de esto.

“Encontrar cualquier hueso es bueno, encontrar uno bueno de un animal gigante será poco probable. Los azhdarquidos más grandes pueden haber superado el límite (de) qué tan grande puede ser un animal volador, pero Cryodrakon, aunque probablemente no sea el más grande, según lo que tenemos, ciertamente está en la mezcla de estos animales gigantes”, dijo Hone.

A diferencia de la mayoría de los grupos de pterosaurios, los azdárquidos se conocen principalmente de entornos terrestres y, a pesar de su probable capacidad para cruzar distancias oceánicas en vuelo, se los considera en general animales que se adaptaron y vivieron en ambientes interiores.

A pesar de su gran tamaño y su distribución en América del Norte y del Sur, Asia, África y Europa, se conocen pocos azdárquidos por restos más que fragmentarios.

Esto hace que Cryodrakon sea un animal importante, ya que tiene huesos muy bien conservados e incluye múltiples individuos de diferentes tamaños.

Te interesa leer:

Compártelo

Comentarios