Descubren que la Luna es millones de años más joven de lo que se pensaba

Si bien los científicos habían pensado anteriormente que esta colisión de formación de la Luna ocurrió hace 4.51 mil millones de años, un nuevo trabajo fijó el nacimiento del satélite natural hace solo 4.425 mil millones de años

Investigadores del Centro Aeroespacial alemán descubrieron que la Luna es más joven de lo que se pensaba, unos 85 millones de años menos, para ser precisos.

En un nuevo estudio, los expertos afirman que nuestro satélite rocoso se formó más tarde de lo que los científicos creían anteriormente.

Además, los nuevos datos sugieren que la Luna también tuvo un océano de magma masivo y ardiente.

En teoría, hace miles de millones de años un protoplaneta del tamaño de Marte se estrelló contra la joven Tierra y, entre los escombros cósmicos, se formó un nuevo cuerpo rocoso: nuestra Luna.

Sin embargo, en este nuevo trabajo, los investigadores reconstruyeron la línea de tiempo de la formación de la Luna.

Si bien los científicos habían pensado anteriormente que esta colisión de formación de la Luna ocurrió hace 4.51 mil millones de años, el nuevo trabajo fijó el nacimiento del satélite natural hace solo 4.425 mil millones de años.

Si bien los científicos habían pensado anteriormente que esta colisión de formación de la Luna ocurrió hace 4.51 mil millones de años, un nuevo trabajo fijó el nacimiento del satélite natural hace solo 4.425 mil millones de años.

Matemática simple

El equipo utilizó modelos matemáticos para calcular la composición de la Luna a lo largo del tiempo. Sobre la base de la idea de que la Luna albergaba un océano de magma masivo, los investigadores calcularon cómo los minerales que se formaron a medida que el magma se solidificaba cambiaron con el tiempo.

Siguiendo la línea de tiempo del océano de magma, los científicos pudieron rastrear su camino de regreso a la formación de la Luna.

«Al comparar la composición medida de las rocas de la Luna con la composición predicha del océano de magma de nuestro modelo, pudimos rastrear la evolución del océano hasta su punto de partida, el momento en que se formó la Luna»,  explicó Sabrina Schwinger, investigadora del Centro Aeroespacial Alemán.

Los datos concuerdan con investigaciones anteriores que alinearon la formación de la Luna con la formación del núcleo metálico de la Tierra, según el comunicado que reprodujo la revista Science Advances.

«Esta es la primera vez que la edad de la Luna se puede vincular directamente a un evento que ocurrió al final de la formación de la Tierra; es decir, la formación del núcleo», dijo Thorsten Kleine, profesora del Instituto de Planetología en la Universidad de Münster en Alemania.

Esta es la primera vez que la edad de la Luna se puede vincular directamente a un evento que ocurrió al final de la formación de la Tierra; es decir, la formación del núcleo.

¿De qué está compuesta la Luna?

En el momento que se formó, la Luna se derritió casi por completo y, de manera similar a la Tierra, estaba cubierta por un océano de magma de más de 1.000 kilómetros de profundidad, explica Maxime Maurice, director del estudio. 

De acuerdo con el informe, este océano de magma comenzó a solidificarse y formó una «costra» de cristales flotantes y livianos en la superficie debido a su interacción con el espacio frío, por lo que se cree que la Luna habría permanecido fundida durante mucho tiempo.

Los resultados del nuevo modelo científico muestran que el océano de magma de la Luna fue de larga duración y tardó casi 200 millones de años en solidificarse por completo en la roca del manto.

Te interesa leer:

Compártelo

Comentarios