Dinosaurio mega-carnívoro descubierto en el sur de África pertenecía al Jurásico

Los restos fósiles del dinosaurio se han utilizado para describir a una nueva especie, llamada 'Kayentapus ambrokholohali'. A partir de las huellas se puede discernir que el animal tenía 9 metros de largo y unos 3 metros de altura a la cadera. Hasta ahora se pensaba que en el Jurásico temprano los dinosaurios terópodos eran mucho más pequeños y que no habían crecido hasta el tamaño del T. rex hasta otros 50 millones de años.

Fabien Knoll junto a las huellas del dinosaurio

El sur de África ya alberga a buena parte de los grandes depredadores del mundo, pero hace 200 millones de años había una bestia aún más temible vagando por la sabana, un dinosaurio “mega carnívoro” del que los investigadores han descubierto evidencia hace poco.

En el distrito Maseru, de Lesotho, los investigadores encontraron las huellas de un terópodo gigante que en algún momento, durante el Jurásico temprano, deambuló por la arena blanda o el barro de un antiguo abrevadero. Se cree que los rastros son las pistas de terópodos más grandes jamás descubiertas en África: miden 57 centímetros de largo por 50 centímetros de ancho y podrían pertenecer a una especie completamente nueva de dinosaurio.

“El último descubrimiento es muy emocionante y arroja nueva luz sobre el tipo de carnívoro que vagaba por lo que ahora es el sur de África”, dijo el Dr. Fabien Knoll de la Universidad de Manchester, UK, coautor del artículo publicado en PLoS ONE. “Eso se debe a que es la primera evidencia de un animal carnívoro extremadamente grande, que merodeaba en un paisaje dominado por una variedad de dinosaurios herbívoros, omnívoros y carnívoros mucho más pequeños”.

“Realmente habría estado en la cúspide de la cadena alimentaria”, continuó Knoll.

Los restos fósiles (como huellas y rastros) del dinosaurio se han utilizado para describir a una nueva especie, llamada Kayentapus ambrokholohali. Los investigadores están bastante seguros de que la evidencia realmente pertenece a una nueva especie y no a otro dinosaurio, porque no hay otros terópodos conocidos que hayan crecido tanto en esta región y durante ese período.

A partir de las huellas los autores pueden discernir que el animal debe haber tenido 9 metros de largo y unos 3 metros de altura a la cadera. Hasta ahora, se pensaba que durante el Jurásico temprano los dinosaurios terópodos eran mucho más pequeños y que no habían crecido hasta el tamaño del T. rex hasta otros 50 millones de años.

“Esto lo convierte en un hallazgo significativo. A nivel mundial estas grandes pistas son muy raras. Solo hay otro sitio conocido, similar en tamaño y edad, que está en Polonia”, dijo la coautora, Dra. Lara Sciscio.

El hallazgo ayuda a construir una mejor imagen de cómo era el medioambiente en el sur de Gondwana en ese momento, y qué criaturas feroces tuvieron que enfrentar otros dinosaurios.

Imagen: Fabien Knoll y Lara Sciscio

 

IFLScience

El Ciudadano

Compártelo

Comentarios