El primer animal que existió en la Tierra fue la esponja marina

Huellas químicas de 640 millones de años, presentes en rocas prehistóricas, coincidieron con el antiguo genoma de esponjas marinas.

De acuerdo a una serie de investigaciones recientes, el primer animal que apareció en la Tierra fue la esponja marina. Las primeras señales que llevaron a los científicos a este hallazgo fueron huellas químicas presentes en rocas prehistóricas.

Nuevos análisis genéticos hechos por el equipo de David Gold, del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, EEUU, confirman que las esponjas marinas son la fuente de una curiosa molécula encontrada en rocas de hace 640 millones de años.

Estas rocas son mucho más antiguas que la explosión cámbrica de vida; como se llama al período en que “repentinamente” surgieron y se propagaron por el mundo los primeros animales más complejos, hace 540 millones de años. Esto sugiere que las esponjas de mar podrían haber sido los primeros animales que habitaron la Tierra.

Los fósiles de animales que vivieron antes de la explosión cámbrica parecen haber sido seres muy distintos de los conocidos para la ciencia. Por eso no resulta fácil determinar qué tipo de animal fue el primero en la línea evolutiva.

El laboratorio de Roger Summons ha estado buscando una respuesta en los fósiles moleculares: ínfimas cantidades de moléculas que han perdurado en rocas antiguas, por mucho tiempo después de la total descomposición del animal.

Summons y sus colegas se han centrado en el esterol 24-ipc. En 1994, encontraron 24-ipc en rocas cámbricas y en otras un poco más antiguas. En 2009, otra investigación confirmó la presencia de 24-ipc en muestras de roca de hace 640 millones de años.

El 24-ipc está en algunas esponjas marinas y algas modernas, pero no se sabía cuál de los dos organismos existía hace 640 millones de años. Para saberlo, Summons y Gold identificaron el gen responsable de la producción de 24-ipc, luego buscaron a los organismos que lo contienen, y finalmente averiguaron cuándo apareció este gen en esos organismos.

Comparando genomas entre unos 30 organismos diferentes, identificaron un único gen, el SMT, responsable de producir ciertos tipos de esteroles (dependiendo del número de copias del gen que tenga el organismo). Los investigadores encontraron que las especies de esponjas marinas y de algas que producen 24-ipc tienen una copia extra del SMT, si se las compara con sus parientes evolutivos.

Luego, los científicos hallaron que las esponjas marinas desarrollaron la copia extra del SMT mucho antes que las algas, y que lo hicieron hace alrededor de 640 millones de años, la misma época del 24-ipc más antiguo encontrado en rocas.

Fuente, NCYT, MIT.

Compártelo

Comentarios