¿Es posible convertir la basura en un tesoro?

Científicos han encontrado la forma de "convertir la basura en tesoro" en menos de un segundo gracias a un proceso que transforma los materiales basados ​​en carbono en grafeno.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Rice en Texas desarrolló un nuevo proceso ecológico que produce uno de los materiales más fuertes conocidos por la humanidad a partir de materiales como el carbón, los plásticos y el desperdicio de alimentos.

Técnicamente, estos científicos han encontrado la forma de “convertir la basura en tesoro” en menos de un segundo gracias a un proceso que transforma los materiales basados ​​en carbono en grafeno.

El secreto de este procedimiento es la temperatura, con la cual los investigadores crearon ” grafeno flash ” en tan solo 10 milisegundos calentando el material de carbono a 3.000 Kelvin, que es aproximadamente 5.000 F, según se pudo ver en una demostración científica.

Este descubrimiento podría revolucionar la forma en que el mundo maneja varios materiales derrochadores, como el plástico, y supone una alternativa de corte ecologista de cara a preocupación mundial que causan los desechos de materiales en el medioambiente.

“Ya hemos demostrado que cualquier materia sólida a base de carbono, incluidos los desechos plásticos mezclados y los neumáticos de goma, convertido en grafeno”, dijo James Tour, profesor de química en la Universidad de Rice, en un comunicado.

El resultado de experimentos científicos indica que a partir de este grafeno se pueden mejorar materiales como el hormigón, los metales y los plásticos.

¿Qué es el grafeno?

El grafeno es una capa de átomos de carbono de un átomo de espesor dispuesta en una red hexagonal. Es el componente básico del grafito (que se usa, entre otras cosas, en las puntas de los lápices), pero el grafeno es una sustancia notable por sí mismo, con una multitud de propiedades asombrosas que repetidamente le otorgan el título de “material maravilloso”.

El grafeno es un excelente conductor de calor y electricidad y tiene interesantes capacidades de absorción de luz. Es realmente un material que podría cambiar el mundo, con un potencial ilimitado para la integración en casi cualquier industria.

Los científicos están proporcionando un nuevo uso para el carbón sin la necesidad de quemarlo, aprovechando los materiales que de otro modo terminarían en vertederos.

La fórmula mágica

El material se coloca entre dos electrodos y se dispara con un breve impulso de electricidad, que calienta el material mientras rompe su enlace químico. Los elementos que no son de carbono desaparecen mientras que los átomos de carbono restantes se convierten en grafeno.

“Esencialmente, aceleramos el lento proceso geológico por el cual el carbono evoluciona a su estado fundamental, el grafito. Muy acelerado por un pico de calor, también se detiene en el instante correcto, en la etapa de grafeno”, explicó el investigador de Rice, Ksenia Bets, coautor del estudio.

El resultado de estos experimentos además indica que a partir de este grafeno se pueden mejorar materiales como el hormigón, los metales y los plásticos.

Una cualidad a destacar de este material es que el grafeno es aproximadamente 200 veces más fuerte que el acero, pero hasta ahora se ha limitado para su uso en aplicaciones industriales, ya que es costoso de fabricar.

Ahora, con este material se podría usar menos concreto mientras se mantienen los mismos niveles de integridad estructural en una construcción.

“Según los informes, la producción de cemento emite hasta un ocho por ciento de dióxido de carbono hecho por el hombre cada año”, dijeron los investigadores, que describieron los beneficios potenciales de su proyecto.

Así, los científicos están proporcionando un nuevo uso para el carbón sin la necesidad de quemarlo, aprovechando los materiales que de otro modo terminarían en vertederos, ya que el grafeno flash podría convertirse en un mercado importante en el futuro. De hecho, el equipo ya está probando el uso de concreto y plástico con grafeno mejorado.

Sigue leyendo:

Compártelo

Comentarios