Estudio revela que el Alzheimer está vinculado a un herpes en el cerebro

Investigadores han descubierto que la presencia de virus del herpes en el cerebro se relaciona con la enfermedad de Alzheimer, en una serie de investigaciones que desafían las teorías convencionales sobre la aparición de la demencia.

Los resultados, basados ​​en pruebas de tejido cerebral de casi 1.000 personas, descubrieron que dos cepas del virus del herpes eran mucho más abundantes en los cerebros de aquellos con Alzheimer en etapa temprana que en las personas sanas estudiadas. Sin embargo, los científicos están divididos sobre si los virus causan la enfermedad o si los cerebros de las personas que ya están en el camino hacia el Alzheimer son simplemente más vulnerables a la infección.

«Los genomas virales fueron detectables en aproximadamente el 30% de los cerebros con Alzheimer y prácticamente indetectables en el grupo de control», dijo Sam Gandy, profesor de neurología en la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, Nueva York, y coautor del estudio.

El estudio, publicado en Cell Neuron, también sugirió que la presencia de los virus del herpes en el cerebro podría influir o controlar la actividad de varios genes relacionados con un mayor riesgo de Alzheimer.

Los científicos no se proponían buscar un vínculo entre los virus y la demencia, sino que esperaban identificar genes inusualmente activos en los cerebros de las personas con inicios de Alzheimer.

Pero cuando estudiaron el tejido cerebral, comparando a estas personas con los controles sanos, las diferencias más notables en la actividad genómica no se encontraron en los genes humanos, sino en los pertenecientes a las cepas HHV6A y HHV7 del virus del herpes. La abundancia de los virus mostró una correlación con los niveles de demencia clínica de los donantes.

«No buscábamos virus, pero los virus nos gritaron», dijo el autor principal, Ben Readhead, profesor asistente en el Centro de Investigación de Enfermedades Neurodegenerativas de la Universidad Estatal de Arizona.

Ante su sorpresa, los investigadores repitieron el estudio usando dos bancos de cerebro adicionales -en total 622 cerebros con signos de Alzheimer y 322 cerebros de control sanos- y detectaron los mismos genes.

«Tratamos de ser conservadores en nuestra interpretación y replicamos los resultados en tres bancos de cerebros diferentes, pero debemos reconocer que los cerebros enfermos llevan estos genomas virales», agregó.

Los científicos no pudieron probar si los virus contribuyen activamente a la aparición de la enfermedad, pero descubrieron un mecanismo plausible de cómo podría suceder al ver que algunos de los genes del herpes estaban potenciando la actividad de varios genes conocidos de Alzheimer.

Los virus resaltados no son los mismos que causan el herpes labial, pero son variedades mucho más comunes, que casi todo el mundo acarrea y que generalmente no causan problema. El estudio de ninguna manera sugiere que la enfermedad de Alzheimer sea contagiosa o que tener herpes labial sea señal de aumento de riesgo de demencia.

Actualmente, más de 46 millones de personas sufren demencia en todo el mundo, pero a pesar de los cientos de ensayos con medicamentos durante la última década, aún no ha surgido un tratamiento efectivo.

«Si bien estos hallazgos potencialmente abren la puerta a nuevas posibilidades de tratamiento para una enfermedad en la que hemos tenido cientos de ensayos fallidos, no cambian lo que sabemos sobre el riesgo y la susceptibilidad de la enfermedad de Alzheimer o nuestra capacidad actual para tratarla», dijo Gandy.

Fuente: The Guardian

4,207,033FansMe gusta
129,939SeguidoresSeguir
289,413SeguidoresSeguir
16,413SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

El envejecimiento, un problema de orden mundial sin precedentes

En el mejor de los casos, algunas naciones brindan a las personas mayores asistencias sanitarias y servicios sociales que permitan una mayor supervivencia dentro de la sociedad, pero esto también es problemático para las sociedades en desarrollo

Edición Impresa El Ciudadano