Evidencia de antiguos tsunamis revela que pudo haber vida en Marte

Hace unos 3.400 millones de años, el choque de un gran meteorito gatilló el primer tsunami en Marte, en un largo proceso que pudo generar las condiciones para la existencia de algún nivel de vida en el planeta.

mars in red

Un equipo de científicos descubrió una formación geológica de lo que alguna vez fueron líneas costeras a través de las planicies del norte de Marte, lo que les hace pensar que dos meteoritos impactaron alguna vez a este planeta –con un lapso de millones de años entre ambos eventos. Estos impactos habrían provocado dos mega tsunamis que transformaron el paisaje marciano para siempre, ofreciendo evidencia de que alguna vez existieron océanos de agua salada y fría que habrían tenido el potencial de generar vida.

«Cerca de 3,4 mil millones de años atrás, el choque de un gran meteorito gatilló el primer tsunami. Esta ola gigante formó ondas que se esparcieron ampliamente y arrastraron el agua de vuelta al océano», dice Alberto Fairén, astrónomo y principal investigador en el Centro de Astrobiología de Madrid.

Fairén condujo el estudio de la Universidad de Cornell (EEUU) con Alexis Rodriguez, del Instituto de Ciencias Planetarias, y con 12 otros científicos. El equipo publicó su trabajo en Scientific Reports, de la revista Nature.

Los científicos encontraron la evidencia de un segundo meteorito que impactó Marte, el que provocó otro tsunami.  En los millones de años que transcurrieron entre uno y otro meteorito y sus correspondientes olas gigantes, el planeta pasó por un proceso de cambio climático gélido en que el agua se volvió hielo, dice Fairén: «El océano se retrajo, bajando su nivel y formando una línea costera secundaria, porque el clima se volvió significativamente más helado».

El segundo tsunami formó prominencias circulares de hielo, las que se congelaron en la superficie mientras alcanzaban su máxima extensión, con un hielo que jamás volvió al océano. Es decir que en ese tiempo el océano estuvo congelado, al menos parcialmente. «Nuestro informe proporciona evidencia sólida de que existieron océanos muy fríos en los primeros tiempos de Marte. Es difícil imaginar playas californianas en el antiguo Marte, pero hay que tratar de figurarse los Grandes Lagos en un invierno particularmente largo y frío. Esa sería una imagen más precisa del agua formando mares y océanos en la era temprana de Marte», explica Fairén

Fairén explica que estas prominencias de hielo mantuvieron sus límites curvos y su forma definida, lo que sugiere que el antiguo océano congelado era salado. «Las aguas frías y saladas pueden ofrecer un refugio para la vida en ambientes extremos, porque las sales pueden ayudar a que el agua se mantenga líquida… Si existió vida en Marte, estas protuberancias curvas formadas por los tsunamis congelados son muy buenas oportunidades para buscar biofirmas«, dice el experto.

«Ya hemos identificado algunas áreas que fueron inundadas por los tsunamis, donde el agua acumulada parece haber depositado sedimentos lacustres, incluyendo evaporitas«, dice Rodríguez. «En una investigación sucesiva caracterizaremos estos terrenos y evaluaremos su potencial para futuras exploraciones humanas o robóticas», concluye el científico.

Fuente, EurekAlert

Traducción, CCV, El Ciudadano

Comentarios