Expertos intentan explicar qué clase de animal marino se comió la piel viva de un joven australiano

Sam Kanizay estaba quieto en aguas poco profundas, en la playa de Brighton, Melbourne, cuando se dio cuenta de que unas criaturas lo atacaban. [ADVERTENCIA: LA IMAGEN A CONTINUACIÓN PUEDE AFECTAR LA SENSIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS]

Así quedaron los pies de Sam Kanizay después de que su piel fuera mordida por pequeñas criaturas marinas

Expertos en ciencias marinas han intentado explicar por qué un adolescente quedó con la piel sangrante después de ser atacado en los pies por pequeños organismos cuando estaba en una playa de Australia.

Sam Kanizay estaba quieto en aguas poco profundas, en la playa de Brighton, Melbourne, cuando se dio cuenta de que unas criaturas lo atacaban.

La piel del joven de 16 años quedó herida y sangrante en la zona de sus pies y piernas, pero los biólogos marinos dijeron que el incidente había sido por la «mala suerte» y que las criaturas no representan un riesgo para el público en general, informa The Independent.

El padre de Sam, Jarrod Kanizay, dijo que el personal del hospital no tenía idea de qué clase de criatura podría haber causado las heridas, así es que la noche siguiente regresó a la playa con una red llena de carne y capturó a los animales que pensó que podían ser responsables.

Kanizay hizo un video de docenas de criaturas diminutas, parecidas a insectos, que se arrastraban para alimentarse de los trozos de carne. «Lo que está claro es que estas pequeñas cosas realmente aman la carne», dijo.

Jeff Weir, director ejecutivo del Instituto de Investigación de Delfines, cree que Sam puede haber sido atacado por unos crustáceos llamados anfípodos, que usualmente comen desechos de plantas y animales en descomposición.

El Doctor Genefor Walker-Smith, biólogo marino, estuvo de acuerdo con esta interpretación, y dijo en el programa ABC RN Breakfast que «Sam pudo haber pasado por delante de un grupo [de estos animales] que se estaba alimentando de algo. Puede haber golpeado a un cangrejo muerto y haberlos agitado».

«Se quedó quieto durante mucho tiempo en el agua y el agua estaba fría. No creo que realmente los sintiera mordiendo. El hecho de que se quedara allí les dio tiempo de sobra. [Los anfípodos] normalmente no atacan a los humanos, es sólo una desafortunada coincidencia», explicó Walker-Smith.

Sin embargo, Thomas Cribb, experto en parásitos de la Universidad de Queensland, Australia, dijo que sería muy inusual que los anfípodos causaran un sangrado tan extenso. «No es un parásito con el que alguna vez me he encontrado», dijo.

Por su parte, Michael Brown, experto en biología marina, cree que los pequeños bichos que se comieron la carne en el video podrían ser larvas de medusas. «Nunca había visto algo así», dijo Brown al programa Sunrise de Channel Seven.

El Ciudadano

Compártelo

Comentarios