Hallan en Brasil el fósil de un extraño dinosaurio de hace más de 230 millones de años

277
Foto: HispanTV.

A la rara especie la llamaron Dynamosuchus collisensis y puede ser considerada un pariente lejano de los cocodrilos


El fósil de un extraño dinosaurio que vivió hace más de 230 millones de años en el sur de Brasil fue descubierto por el paleontólogo brasileño Rodrigo Temp Müller, de la Universidad Federal de Santa Maria.

El hallazgo ocurrió en un sitio de excavación en la ciudad de Agudo en marzo del año pasado, pero el estudio sobre el hallazgo se publicó recientemente en la revista científica Acta Palaeontologica Polonica.

Este tipo de dinosaurio, llamado Dynamosuchus collisensis, puede ser considerado un pariente lejano de los cocodrilos. Una de sus características es la forma de su hocico alargado, dientes inferiores bastante grandes y una coraza ósea que cubre todo su dorso, reseñó HispanTV.

Estudios anteriores indican que esta especie, de más de dos metros, era terrestre y se movía con las cuatro patas, pero aclaran que tenía la capacidad de levantarse sobre sus patas traseras, cuando fuera necesario.

Foto: HispanTV.

Sin embargo, pocos son los estudios que hay sobre estos dinosaurios porque, además del ejemplar brasileño, solamente se han encontrado otros tres fósiles en todo el mundo. El último de ellos lo hallaron en el territorio de Argentina hace cerca de cinco décadas. Los otros dos casos se registraron en Escocia en el siglo XIX, refirió Sputnik.

El pasado 13 de noviembre, en el país sudamericano también se identificó el fósil de dinosaurio carnívoro más antiguo, datado en el Triásico hace 233 millones de años. De acuerdo con el artículo publicado en PeerJ, los restos fueron encontrados mientras los investigadores de las universidades Federal de Santa María y de Sao Pualo excavaban cerca de la ciudad de Santa María en Rio Grande do Sul.

Relacionado:  (Video) Descubren al parásito más antiguo del mundo y se parece mucho a un gusano

Lo llamaron Gnathovorax cabreirai, una combinación del nombre del investigador acreditado con el descubrimiento, Sergio Furtado Cabreira, con una traducción suelta del latín que significa «una mandíbula para devorar cosas»

Los investigadores informaron que el fósil estaba intacto y en excelentes condiciones, tanto que pudieron meter la cabeza en un escáner CT, lo que les proporcionó información sobre el cerebro de la antigua criatura, reportó Europa Press.

Fuentes: Sputnik, HispanTV, Europa Press.