Inteligencia artificial se adelanta a la OMS sobre coronavirus

Una plataforma de salud canadiense alertó sobre el brote del nuevo coronavirus el 31 de diciembre, nueve días antes de que lo anunciara la OMS

BlueDot predice y detecta posibles epidemias, utilizando un algoritmo que mantiene un análisis constante de noticias globales, redes de enfermedades de animales y plantas, datos de boletos aéreos y anuncios oficiales. En 2016 predijo la diseminación del zika desde Brasil hasta el sur de Florida (EE.UU.).

La empresa norteamericana, que tiene su sede en Toronto, también anunció antelada y correctamente qué países estaban expuestos en mayor grado al contagio, que ha matado a más de 2800 personas solo en China.

El sistema de inteligencia artificial de BlueDot encontró un artículo en idioma mandarín que mencionaba a 27 personas enfermas de neumonía y todas ellas relacionadas con un mercado de la ciudad china Wuhan.

El virus aún no estaba identificado, pero el algoritmo precisó dos palabras clave: “neumonía” y “causa desconocida”. Entonces, a las 10 de la mañana del 31 de diciembre, la empresa canadiense envió la primera alerta a sus clientes; especialmente a los de Asia.

Si bien no sabíamos que sería un gran brote global, advertimos algunos ingredientes similares a los que vimos durante la epidemia de SARS”, explicó Kamran Khan, fundador y director general de BlueDot.

Una de las grandes ventajas de BlueDot es que manda sus reportes a organismos públicos de salud, hospitales y aerolíneas en diferentes países. La compañía, cuenta con 40 empleados, que son físicos y programadores y quienes crearon la red neuronal, la cual usa aprendizaje de lenguaje natural para analizar información en 65 idiomas.

“Sabemos que no se puede confiar en que los gobiernos proporcionen información de manera oportuna. Podemos recoger noticias de posibles brotes, pequeños murmullos o foros o blogs o indicaciones de algún tipo de eventos inusuales”, comentó Khan.

El sábado, la Organización Mundial de la Salud (OMS), debido a la vertiginosa velocidad de propagación del coronavirus, elevó la amenaza de esta enfermedad a “muy elevada”. Pese a que el número de afectados y decesos sigue bajando en el país de origen, China, el COVID-19 avanza como un reguero de pólvora por el mundo.

El impacto económico del brote es enorme. En China, las pérdidas se cuentan por miles de millones de dólares. En el resto del mundo, hay constantes caídas de las bolsas de valores. De hecho, la bolsa neoyorquina Wall Street registró su peor semana desde la crisis financiera del 2008.

Cortesía de HispanTV

Te podría interesar

Compártelo

Comentarios