Investigadores estudian la evolución de cuatro ovejas que son clones de Dolly

518

Debbie, Denise, Diana y Daisy

Debbie, Denise, Diana y Daisy son ovejas de cuatro años que están creciendo sanas en la campiña inglesa cercana a Nottingham. Parecen ovinos comunes y corrientes, pero en realidad son clones idénticos de la oveja Dolly, el primer mamífero clonado de la historia.

Estas cuatro son parte de un grupo 13 individuos creados para un experimento que pretende analizar los efectos que tiene la clonación sobre el envejecimiento, específicamente usando la misma técnica que se aplicó en Dolly; la transferencia nuclear de células somáticas (SCNT), informa Sinc.

Kevin Sinclair, biólogo de la Universidad de Nottingham y quien dirige el estudio, cree que la muerte prematura de Dolly no tuvosu causa en el método de clonación. El informe de la investigación ha sido publicado en la revista científica Nature Communications.

En el Foro Abierto EuroScience, en Manchester, Sinclair dijo: «Es importante poder investigar a estos animales, porque nunca se había analizado adecuadamente su proceso de envejecimiento de los animales clonados. Es fundamental observar la seguridad de estas técnicas biotecnológicas para potenciales aplicaciones en el futuro».

Este año se cumplieron 20 años del nacimiento de la primera oveja clonada en la historia de la ciencia. Dolly fue un ícono de los avances en la ingeniería genética a fines del siglo XX y su existencia inspiró los temores y expectativas del público. Desde ese momento, los ojos del mundo se clavaron en los avances genéticos anunciados por la ciencia.

A partir de una célula adulta, Dolly se creó con la técnica SCNT y creció en el Instituto Roslin, en Escocia. Pero a la edad de cinco años, la oveja desarrolló una artritis y una enfermedad pulmonar y tuvo que ser sacrificada a los seis años y medio.

Relacionado:  ¿Súper sábado?: contagiados por Covid-19 clientes de bares ingleses tras apertura de locales públicos

Las 13 ovejas clonadas esta vez han sido estudiadas y analizadas, y aunque Debbie, Denise, Diana y Daisy son idénticas a Dolly –provienen de su mismo material genético–, los investigadores afirman que están envejeciendo normalmente. Hasta el momento, luego de una serie de exámenes y comparaciones con otros ejemplares nacidos de forma natural, los biólogos no han podido encontrar diferencias importantes.

Pero los estudios actuales no son concluyentes y Sinclair dice que no hay ninguna evidencia de que estas ovejas estén envejeciendo de manera anormal, pero que si estas técnicas biotecnológicas van a ser usadas en el futuro, los científicos deben seguir poniendo a prueba su seguridad.

 

El Ciudadano