La misión de la NASA a la luna de Júpiter, Europa, se acerca un paso más a su lanzamiento

La exploración de Europa, la más atractiva de las 79 lunas de Júpiter, ha sido un objetivo largamente perseguido por la NASA

La exploración de Europa, la más atractiva de las 79 lunas de Júpiter, ha sido un objetivo largamente perseguido por la NASA. Ahora, la agencia espacial estadounidense recibió luz verde para pasar a las últimas etapas de desarrollo de esta misión.

Europa, que es un poco más pequeña que nuestra propia luna, se ha considerado durante mucho tiempo un posible candidato en la búsqueda de vida extraterrestre. La evidencia sugiere que hay un océano debajo de su gruesa corteza helada. Los científicos creen que este cuerpo de agua podría tener decenas de millas de profundidad y contener el cóctel químico adecuado para la vida. Incluso se piensa que ya podría albergar algún tipo de organismo vivo.

Europa parece tener el truco de las condiciones necesarias para iniciar la vida: agua, posiblemente química y energía en forma de calentamiento de mareas, un fenómeno que surge de los tirones gravitacionales que actúan en la luna. Esto no solo podría impulsar reacciones químicas, sino también ayudar al movimiento de sustancias entre las rocas, la superficie y el océano, posiblemente a través de respiraderos hidrotermales.

La misión diseñada por la NASA, llamada Europa Clipper, realizaría una serie de sobrevuelos llevando cámaras e instrumentos para medir el campo magnético de la luna. No es posible orbitarla, ya que el cinturón de radiación de Júpiter chamuscaría los componentes electrónicos de la nave.

La ilustración muestra unas pocas de las 79 lunas conocidas de Júpiter (Europa entre ellas).

La misión buscará lagos subterráneos y proporcionará datos sobre el grosor de la corteza helada de la luna. El equipo también espera confirmar la presencia de columnas de agua, previamente detectadas por la nave espacial Galileo de la NASA y el telescopio espacial Hubble. Si la existencia de estas columnas se confirma, los científicos no necesitarán encontrar una forma de atravesar la corteza de hielo para explorar la composición del océano.

Con el visto bueno recibido por la NASA, Europa Clipper podrá completar el diseño, la construcción de la nave espacial y el desarrollo de los instrumentos, incluidas sus pruebas.

“Todos estamos entusiasmados con la decisión que lleva a la misión Europa Clipper más cerca de desbloquear los misterios de este mundo oceánico”, dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica en la sede de la NASA en Washington, EE.UU.

Se espera que Clipper se lance en 2025, aunque podría estar lista un par de años antes. No es la única misión que se dirige a Europa: también se espera que la Agencia Espacial Europea lance la misión Jupiter Icy Moons Explorer (o Juice) en 2022 y emprenda sobrevuelos a tres de las lunas de Júpiter, incluida Europa.

Fuente: The Guardian

Compártelo

Comentarios