Dignidad Ahora

La mitad de la actual generación de astronautas de la NASA son mujeres

Varias de ellas serán las primeras en ir a Marte, pero no las primeras en volar al espacio. Helen Sharman, Sally Ride y Valentina Tereshkova ya habían demostrado que ser astronauta es algo que no depende del género.

NASA astronauts-2013

En los años 60, una niña envió una carta a la NASA con la esperanza de transformarse en astronauta, y recibió una respuesta de rechazo, simplemente por ser mujer. En ese tiempo no había ninguna intención de implementar un programa para mujeres. Ahora que los tiempos han cambiando, la ultima generación de astronautas de la NASA tiene un 50 por ciento de mujeres, por primera vez en su historia. Así informa The New York Times.

Las últimas personas entrenadas para ser astronautas de la NASA fueron reclutadas en 2013 y todas ellas son posibles candidatas para las misiones humanas a Marte -una meta que la institución espera lograr hacia el 2030. Por supuesto que las mujeres que ahora se están formando y que podrían ir a Marte, no serán las primeras astronautas en volar al espacio. Helen Sharman, Sally Ride y Valentina Tereshkova ya habían demostrado que ser astronauta es algo que no depende del género.

Marte es el principal objetivo de la agencia espacial, por una serie de razones. De acuerdo a NYTimes, la doctora Jessica Meir, una de las candidatas para poner los pies en cielo marciano, destaca que «Marte nos puede enseñar mucho acerca del pasado, el presente y el futuro de nuestro planeta».

Meir obtuvo su doctorado en biología marina y estudio al pingüino emperador en la Antártica. Dice que está acostumbrada a los espacios remotos y que el espacio exterior no va a cambiar esa inclinación. Christina Hammock Koch también pasó un buen tiempo en el Polo Sur, ayudando a mantener los telescopios instalados ahí. Nicole Aunapu Mann, sin embargo, se dedicaba a volar aviones de guerra sobre Iraq en la aviación.

Para ser seleccionadas en el programa de la agencia espacial norteamericana, Meir y sus compañeras tuvieron que destacarse entre 6 mil candidatos, pasar dos años de entrenamiento volando jets supersónicos T-38, aprender a realzar tareas complejas bajo el agua y volar regularmente el «cometa vómito» (como le llaman los astronautas informalmente), un vuelo de avión que simula ambientes de gravedad cero.

El planeta rojo está a 56 millones de kilómetros de la Tierra, lo que significa que con la tecnología actual, tomará nueve meses llegar ahí. Al viaje de retorno hay que sumarle un mes en Marte, es decir, más de un año y medio en total.

La astronauta Anne McClain cree firmemente que la perspectiva que obtienes de estar en el espacio, hace que valga la pena el tiempo lejos. «Desde el espacio puedes ver los bordes, y lo que ves, es este planeta solitario», contó a la revista Glamour. «Aquí estamos todos en él, tan enojados unos con otros. Me gustaría que más gente pudiera alejarse a ver lo pequeña que es la Tierra y cuánto nos necesitamos unos a otros».

CCV, El Ciudadano.

Fuente: IFLScience.

 


Comparte 👍

Comenta 💬