Las astronauta Christina Koch realizó el vuelo espacial más largo de la historia

Koch, de origen estadounidense, pasó 328 días en la Estación Espacial Internacional (EEI), superando el récord anterior, de la estadounidense Peggy Whitson, quien todavía es la mujer que ha pasado más tiempo en el espacio, ya que acumula tres vuelos espaciales realizados entre 2002 y 2017.

El vuelo espacial más largo del que se tenga registro ha sido realizado por una mujer, Christina Koch,  la astronauta de la NASA que batió un récord extraordinario con su regreso a la Tierra esta semana.

Koch, de origen estadounidense, pasó 328 días en la Estación Espacial Internacional (EEI), superando el récord anterior, de la estadounidense Peggy Whitson, quien todavía es la mujer que ha pasado más tiempo en el espacio, ya que acumula tres vuelos espaciales realizados entre 2002 y 2017.

La nave espacial rusa Soyuz, que transportaba a Koch de vuelta a la Tierra, aterrizó en las praderas de Kazajistán el pasado jueves a alrededor de las 09:12 GMT.

“Estoy tan abrumada y feliz en este momento”, dijo la astronauta  de 41 años a los periodistas mientras se sentaba fuera de la cápsula, poco después de que esta cayera sobre la nieve.

Koch también logró un hito de género en una caminata espacial relativamente rutinaria con su compañera de la NASA, Jessica Meir, en octubre 2019, que marcó la primera vez en que dos mujeres salieron de la estación espacial al mismo tiempo.

Tras pasar casi un año en el espacio, la NASA indicó que la misión de Cristina Koch aportará información clave sobre cómo la ingravidez y la radiación espacial afectal al cuerpo femenino en las misiones espaciales de larga duración.

En pro de la ciencia

Tras pasar casi un año en el espacio, la NASA indicó que la misión de Cristina Koch aportará información clave sobre cómo la ingravidez y la radiación espacial afecta al cuerpo femenino en las misiones espaciales de larga duración, reseñó DPA.

De acuerdo con datos de La Nación, son 227 las caminatas espaciales de mantenimiento realizadas hasta ahora, de las cuales casi dos docenas incluyeron mujeres.

Según la NASA, Koch y Meir realizaron otras dos caminatas espaciales juntas en enero.

La agencia norteamericana destaca que los datos aportados por Koch podrían resultar útiles para el objetivo de construir una estación permanente en la superficie de la Luna en la próxima década.

Hasta ahora se sabe que los viajes espaciales extensos tienen efectos en la salud, como el engrosamiento de la arteria carótida y la retina, cambios en la expresión génica y un ligero deterioro cognitivo en los hombres.

Entre los experimentos más notables en los que Koch participó en el transcurso de su misión fue la investigación de Fuerza Vertebral que analizó cómo el vuelo espacial afecta los huesos de la columna vertebral.

Además de participar en investigaciones científicas, Koch también ha capturado numerosas imágenes espectaculares de la Tierra y otros fenómenos de la ISS.

Koch pasó 328 días en la Estación Espacial Internacional (EEI), superando el récord anterior, de la estadounidense Peggy Whitson, quien todavía es la mujer que ha pasado más tiempo en el espacio, ya que acumula tres vuelos espaciales realizados entre 2002 y 2017.

Un largo viaje

Koch pasó un total de 328 días viviendo continuamente a bordo de la EEI, el vuelo espacial más largo realizado por cualquier mujer. En este tiempo, Koch orbitó la Tierra más de 5.200 veces, un viaje de alrededor de 140 millones de millas, según la NASA.

Koch se lanzó en marzo de 2019, y desde entonces pasó 11 meses orbitando la Tierra a una altitud de alrededor de 250 millas.

La Expedición 61 es la tercera misión de Koch a bordo de la ISS y, en total, ocupa el séptimo lugar en la lista por el tiempo total dedicado en el espacio entre los astronautas estadounidenses.

En total, Koch pasó 42 horas y 15 minutos fuera de la ISS realizando caminatas espaciales durante la Expedición 61 de la ISS, incluida la histórica caminata espacial exclusivamente femenina con Jessica Meir.

Koch también participó en más de 210 investigaciones científicas a bordo de la EEI que han proporcionado a los investigadores datos que serán valiosos para los planes a largo plazo de la NASA para la exploración humana de la luna, como parte del programa Artemis, y Marte.

Sigue leyendo:

Compártelo

Comentarios