Las hormigas dejaron de ser cazadoras-recolectoras y desarrollaron la agricultura hace 60 millones de años

El resultado final de este proceso fue un solo superalimento multipropósito, resistente a las enfermedades, pestes y sequías, que las hormigas lograron producir a una escala industrial.

hormigas agricultoras

Después de que la era de los dinosaurios se terminara hace unos 65 millones de años, una «tribu» de hormigas, conocidas por los científicos como las Attini, decidieron dejar de llevar una vida como cazadoras y recolectoras y se volvieron agricultoras. Así lo indica un nuevo estudio genético.

El paso evolutivo de las hormigas, los humanos lo consiguieron hace unos 10.000 años.

Las hormigas, nativas de Sudamérica, habrían empezado a cultivar hongos que crecían en la madera en descomposición, dando inicio a una revolución evolutiva.

Cuarenta millones de años después, un grupo de agricultoras de hongos desarrollaron el cultivo de una especie en particular que produce bulbos ricos en proteína, los que resultaron ser un alimento altamente nutritivo.

Esto permitió a las colonias de hormigas aumentar su tamaño hasta hace 15 millones de años, cuando apareció la hormiga cortadora de hojas. Ellas alimentaban todos los días con hojas frescas a una especie de hongo plenamente domesticada, que mantenían en vastas granjas bajo suelo. Esto mantenía a las colonias de millones de hormigas.

Los autores de la investigación publicaron el informe en la revista Nature Communications. En él, explican que las hormigas habían desarrollado «sociedades complejas con una agricultura de escala industrial».

hormigas hoja verde

«La agricultura creó avanzadas civilizaciones humanas en sólo unos pocos miles de años, produciendo una enorme diversidad de cultivos domesticados, con una nutrición desarrollada, características de crecimiento y cosecha», apuntan los investigadores. «La agricultura de escala industrial, comparable a la de los humanos, ha evolucionado sólo en dos organismos no humanos; las hormigas cultivadoras de hongos y las termitas», agregan.

Los científicos secuenciaron el genoma completo de las hormigas para dar con la fecha estimada en la que pasaron de ser cazadoras recolectoras a agricultoras, y encontraron que la fecha aproximada fue hace entre 55 y 60 millones de años; más temprano de lo que se pensaba.

Curiosamente, la transición hacia la agricultura no fue un cambio beneficiosos al principio, ni para las hormigas ni para los humanos. Las hormigas agricultoras se volvieron «metabólicamente menos eficientes» que las especies con dietas tradicionales; una situación que se mantuvo igual hasta que las cultivadoras mejoraron sus técnicas.

La salud de los primeros humanos agricultores, que tenían cultivos ligeramente domesticados, también era más frágil. Además, tenían más baja estatura comparados con los cazadores-recolectores de ese tiempo, según explican los científicos.

«Parece razonable entonces, esperar que la agricultura a gran escala de las hormigas haya requerido de una acumulación considerable de modificaciones adaptativas, que este proceso se acelerase después de que los cultivos se terminaran de domesticar completamente y de que ya no hubiera intercambio de genes con los hongos silvestres», detallan.

El resultado final de este proceso fue un solo superalimento multipropósito, resistente a las enfermedades, pestes y sequías, que las hormigas lograron producir a una escala industrial.

 

Fuente, The Independent

Trad, El Ciudadano

Compártelo

Comentarios