Por qué los zurdos tienden a ser menos religiosos pero más creyentes en lo paranormal

Todo se explicaría por el ADN y algo que los investigadores denominan "carga mutacional". Esencialmente, las personas que se identifican como religiosas tienden a tener menos mutaciones genéticas, por lo tanto son menos propensas --que sus pares no religiosos-- a ser zurdos o a tener alguna condición genética como el autismo o la esquizofrenia.

 

Un nuevo estudio, publicado en la revista Evolutionary Psychological Science, mostró una interesante conexión entre el ateísmo y ciertos rasgos genéticos, como la zurdera, la esquizofrenia y el autismo.

Todo se explicaría por el ADN y algo que los investigadores denominan “carga mutacional”. Esencialmente, las personas que se identifican como religiosas tienden a tener menos mutaciones genéticas, por lo tanto son menos propensas –que sus pares no religiosos– a ser zurdos o a tener alguna condición genética como el autismo o la esquizofrenia.

El autor principal, Edward Dutton, del Instituto de Investigación Social del Ulster, Reino Unido, dijo a The Telegraph que esta asociación existe porque en las sociedades preindustriales la religiosidad fue tratada como cualquier otro atributo genético. Si un individuo creía en un único dios que determinaba la moral, esto habría implicado que también era emocionalmente estable, mentalmente sano y socialmente apto: tres cosas que probablemente son deseables en una potencial pareja. En el mundo preindustrial, esto significaba que los creyentes tenían más probabilidades que los no creyentes de llegar a la edad adulta y continuar teniendo hijos. Es probable que las personas que hoy se identifican como religiosas, desciendan de personas altamente religiosas de la época preindustrial.

Para el estudio, los investigadores examinaron las creencias religiosas y paranormales en 612 voluntarios, comparando la fuerza de estas creencias con la presencia de cuatro cargas mutacionales (aspectos de salud general, autismo, asimetría fluctuante y zurdera). Los resultados sugieren que la relación entre las personas zurdas y el ateísmo es “débil pero significativa”, mientras que el vínculo entre el autismo y la no religión es más sólido.

Y aunque es de esperar que los ateos autodeclarados estén menos inclinados a creer en la actividad paranormal, los resultados sugieren lo contrario. El estudio revela una correlación positiva entre la creencia paranormal y cada tipo de carga mutacional.

Ambos hallazgos reflejan las tendencias en las sociedades occidentales. Nos volvemos menos religiosos en el sentido típico. Por ejemplo, ahora los no religiosos conforman el 48,6% de la población británica, mientras en Estados Unidos el ateísmo creció de un 6% en 1992 al 22% en 2014. Para la generación del milenio, la proporción es mucho más alta: 35%. Al mismo tiempo ha aumentado la creencia en lo paranormal. Una encuesta de 2013 encontró que el 42% de los estadounidenses cree en la existencia de fantasmas, mientras otra encuesta de 2014 encontró que uno de cada tres británicos tiene la misma creencia.

El Ciudadano, vía IFLScience

Compártelo

Comentarios