Nuevos hallazgos

Los humanos tuvimos un comportamiento simbólico e innovador desde los inicios de la vida en África

Mucho antes de lo supuesto, nuestros parientes más antiguos de África usaban pigmentos de colores, fabricaban herramientas avanzadas e incluso comerciaban con otros grupos, según la nueva investigación.

Imagen, Science (captura de pantalla)

Los primeros humanos en la Tierra tuvieron comportamientos sorprendentemente sofisticados, mucho antes de lo que pensaban los científicos, como describe un nuevo estudio publicado en Science.

Mucho antes de lo supuesto, nuestros parientes más antiguos de África usaban pigmentos de colores, fabricaban herramientas avanzadas e incluso comerciaban con otros grupos, según la nueva investigación.

Con este descubrimiento, nuestro conocimiento del desarrollo de los primeros humanos se mueve hacia atrás en el pasado y muestra a los primeros humanos involucrados en algunos de los comportamientos que marcarían características de nuestra especie hasta el día de hoy.

Los hallazgos fueron informados por científicos que examinaron artefactos de hace 320.000 años, descubiertos en el sur de Kenia, aproximadamente el mismo tiempo que tienen los fósiles más antiguos conocidos de Homo sapiens, descubiertos en otras partes de África.

Los investigadores describieron el pigmento ocre, que producía un color rojo brillante, que podría haber sido utilizado para pintura corporal u otra expresión simbólica; herramientas hechas de obsidiana, una roca volcánica que produce hojas extremadamente afiladas, que contrastaban con las más toscas utilizadas por especies anteriores del linaje evolutivo humano.

Los investigadores encontraron abundante evidencia que indica una  transferencia de obsidiana a larga distancia hasta la Cuenca de Olorgesailie, desde sitios hasta 88 km. de distancia sobre terreno accidentado, lo que los llevó a creer que fue adquirida de otro grupo a través del comercio, aunque no se sabe por qué producto se intercambiaba.

Los hallazgos indican un inesperado desarrollo en tecnología y estructuras sociales en ese momento tan temprano de la historia de nuestra especie.

«Mi punto de vista es que estas habilidades mentales y sociales recientemente desarrolladas, incluida la conciencia de grupos distantes, el uso de pigmentos y tecnologías innovadoras, incluidas las puntas de proyectil, fueron la base del origen de nuestra especie», dijo el paleoantropólogo Rick Potts, director del Programa de Orígenes Humanos del Museo Smithsoniano Nacional de Historia Natural de Estados Unidos.

«Es posible que hayan sido los comportamientos los que distiguieron a nuestro linaje y acerbo génico de otras especies humanas tempranas», señala Potts.

El equipo descubrió materiales pigmentados; un color marrón oscuro de manganeso y un rojo brillante de ocre.

«La elección de importar ocre a distancia en lugar de utilizar un material local más común, que cumple el mismo propósito, sostiene que tener la cara, el pelo, la ropa o las armas rojos, también conllevaba algún tipo de mensaje simbólico», dijo la paleoantropóloga Alison Brooks de La Universidad George Washington y del programa Human Origins del museo.

Los investigadores describieron las herramientas de obsidiana; más pequeñas, más cuidadosamente elaboradas y más especializadas que las utilizadas por especies humanas anteriores; puntas de piedra llamadas bifaces.

La obsidiana se usó en una amplia gama de herramientas, incluyendo raspadores e implementos con cinceles y bordes sonsacados, y también en pequeñas puntas que podrían haberse colocado en el extremo de una vara de madera o hueso para formar un arma tipo proyectil.

Compártelo

Comentarios